Normalizar

Veo a mi madre y no logro entender, como hizo para tener una carrera profesional cargada de reconocimientos, éxitos y triunfos, a la par de criar a un trío de niños bastante resultones hoy en día; mi hermano menor es un connotado publicista y escritor, que conoce casi la mitad del mundo; mi hermana es una exitosa pastelera que habla 4 idiomas, yogui y sumamente espiritual. Los tres estudiamos posgrados, hablamos varios idiomas, relativamente funcionales y somos gente de bien, la madre nos educó con buena mano.

Las mujeres de hoy, no somos multitask como las de antes, al menos yo nunca me sentí capaz de tener éxito en mi carrera y criar con éxito a nadie, mucho menos a tres niños.

Siendo muy jovencita, me percaté del gran compromiso que significan para una mujer los hijos, en México al menos, las mujeres somos las que sacamos adelante a nuestras familias, muchas mujeres se quedan solas con sus hijos, luego de dolorosas separaciones, sin mas ayuda que la de sus capacidades, los hombres se van, rehacen vida y nunca más, se vuelven a acordar de los hijos.

En el mundo deberíamos normalizar, el ser mujer y decidir por motu propio, darle la espalda a la maternidad, para muchas de nosotras resulta incomodo el que la gente te pregunte, porqué no tienes hijos; algunas personas no tienen ni idea, de por lo que pasamos hoy en día las mujeres, para hacernos con una vida digna, como para que encima te echen encima la maternidad.

Habemos mujeres, que decidimos dedicar nuestra vida a nosotras mismas y debería estar bien, debería estar bien, haber sido selectiva y dejar atrás al novio narcisista, al alcohólico, al desobligado o simplemente haber decidido dedicar nuestro tiempo a conocer el mundo, estudiar, leer y disfrutar la vida, de acuerdo a nuestro propia ideología.

Normalicemos la diversidad, normalicemos la responsabilidad para con la sociedad, normalicemos el hecho de que habemos mujeres, que de acuerdo a nuestras capacidades, decidimos responsabilizarnos de nosotras mismas, antes que de nadie más.

Palabras clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *