Exdirector de Pemex se opone al criterio de oportunidad solicitada por Emilio Lozoya

El exdirector de Petróleos Mexicanos, Carlos Treviño Medina, expuso una oposición al criterio de oportunidad solicitada por el también exdirector de la petrolera estatal, Emilio Lozoya Austin.

En una comparecencia por escrito ante el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, con fecha del 11 de noviembre, Treviño Medina argumenta que para que proceda el criterio de oportunidad que solicita Lozoya “primero debe reparar el daño causado por los delitos que se le atribuyen”.

El concepto de reparación de daño está establecido en la Ley, de manera que “no consiste en simplemente señalar que se devuelven o que ofrecen importantes sumas de dinero o inmuebles que en nada se comparan con los perjuicios ocasionados por los delitos imputados”.

El exfuncionario está acusado ante jueces mexicanos de ser presunto responsable de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa al recibir recursos de Odebrecht a cambio de impulsar el otorgamiento del contrato de esa empresa brasileña para la operación de la Planta de Etileno XXI.

El en oficio enviado al fiscal Gertz Manero, Treviño Medina señala que a través de diversos medios de comunicación tiene conocimiento de que Lozoya y su defensa han pretendido ofrecer, por lo que hace al hecho que se le imputa dos inmuebles para reparar el daño que aducen causó por motivo de los hechos imputados, como ofrecer hasta 5 millones de dólares por los hechos derivados de la compra de la planta de Agronitrogenados, por la cual está vinculado a proceso.

No obstante, sostiene que “el daño causado por Emilio Lozoya, tanto a quienes hemos sido objeto de sus falsos señalamientos, como al erario público por tener que renegociar contratos para no ser demandados ante tribunales internacionales, la afectación a la credibilidad de esa fiscalía y la imposibilidad material de que repare el daño causado por los delitos que ha cometido, impide que se contemple, siquiera como una posibilidad, volver a hacer tratos con él”.

Detalla que si tanto Pemex como la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP han manifestado su oposición a que Lozoya mantenga su libertad y la primera de estas instituciones ha manifestado que el daño causado por éste no se puede reparar, en tanto que la segunda ha puntualizado que ha presentado más denuncias contra el referido imputado que probablemente se judicializarán, “es evidente que reconocen que es imposible otorgarle un criterio de oportunidad a Emilio Lozoya y, que sin importar que ofrezca, no podrá reparar los daños causado con los delitos que cometió”.

“Ningún servidor público querrá asumir gratuitamente la responsabilidad de sostener lo contrario solo para que se cumplan pretensiones políticas y de impunidad de otras personas. Aceptar un pago irrisorio haría a los servidores públicos incurrir en hipótesis de delito”, añade.

Los inmuebles o el dinero que ofrezca Lozoya, si bien pudo haberlos obtenido con motivo de los hechos que se le atribuyen, “no pueden cubrir ni siquiera una fracción del daño que realmente ocasionó”.

Otorgarle o pretender otorgarle, de nuevo, un criterio de oportunidad a Emilio Lozoya ya no se percibiría como un algo ingenuo, sino como la confirmación del actuar corrupto de las autoridad investigadora y de las instituciones afectadas por las conductas delictivas cometidas por aquél”.

Por ello, Medina Teviño manifestó al fiscal Gertz Manero su oposición tajante a que se le conceda un criterio de oportunidad al señor Emilio Lozoya Austin.

Y, admitir como datos de prueba los documentos que acompañan al presente escrito para que sirvan de sustento para negar el criterio de oportunidad a Lozoya.

En el documento, el también exdirector de Pemex argumenta que por los dichos falsos de Lozoya, ha sido afectado al grado que tuvo que denunciar a éste.

Sin embargo, cita que hasta el momento “no tiene conocimiento de que se haya realizado algún acto de investigación, ni mucho menos que se hayan confrontado formal y públicamente los dichos de Lozoya con la realidad”.

“Tampoco se me ha comunicado, por conducto de mis asesores jurídicos, en qué unidad administrativa se encuentra radicada la carpeta de investigación iniciada con motivo de los hechos denunciados”.

Señala en el escrito que Emilio Lozoya se encuentra vinculado a proceso derivado de una denuncia de cuya presentación “yo fui parte y por eso realizó señalamientos en mi contra en la denuncia que presentó para acceder a un criterio de oportunidad, que dio lugar a diversas carpetas de investigación…que indebidamente se apertura por separado de esta indagatoria y la diversa en que recién se ordenó igualmente su prisión preventiva justificada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *