La boda y las viudas

El pasado lunes por la noche, se dio a conocer la renuncia de Santiago Nieto Castillo, como titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, el cese al parecer habría sido fulminante, ya que la boda fue todo un escándalo mediático, que atentaría contra todas y cada una de las virtudes, de la austeridad republicana que tanto pregona la 4T.

Sin embargo, la realidad es que estaría muy cañón, que te renuncien de tu cargo, simple y llanamente por casarte en un hotel de lujo, con cenita de carne y vinitos finos, en vez de boda en ranchito de pueblo mísero, con barbacoa de hoyo, pulque, tepache y agua de tamarindo; la boda si acaso, habría sido un factor importante, más no el único, Santiago Nieto pertenece al grupo de Marcelo Ebrard, Mario Gordillo & Co y la lucha intestina que antecede a la sucesión presidencial, está candente.

Desde su puesto en la UIF, Nieto Castillo, ya tenía encima a medio gabinete, entre ellos al célebre Alejandro Gertz Manero, a quien desde el Lozoya’s affaire, lo tenía agrio y más sabe el diablo por viejo, que por diablo, no sería raro que el vetusto fiscal, tuviera algo que ver en el extraño caso de la boda estrellada.

Ahora, que como lo menciona mi querido sensei Raymundo Jiménez, en su columna de ayer martes, el diputado famoso Sergio Gutiérrez, quien por cierto no hizo gira en Veracruz de fin de semana y es porque habría estado en la boda de Antigua Guatemala; a ver si no lo destierran del paraíso, igual que a Santiago Nieto, a quien por cierto sería la segunda vez que se le descarrila el tren, no olvidemos que en el sexenio de Enrique Peña Nieto, el hoy pilar anticorrupción morenista caído en desgracia, habría sido despedido de la titularidad de la Fiscalía Especializada de Atención a Delitos Electorales, por trasgredir el Código de Conducta de la Procuraduría General de la República, ¡Ni más ni menos!.

En fin, que de momento la boda dejó dos viudas, la funcionaria de Claudia Sheinbaum y el propio novio, habrá que ver cuántas viudas más caen por estos días.

Cosas de la vida y menudencias

Y que llegan por la vía plurinominal a la LXVI Legislatura, las hasta el pasado viernes perredistas Lidia Irma Mezhua Campos y Perla Eufemia Romero Rodríguez, tan pronto llegaron a sus respectivas curules, le dieron las gracias a Sergio Cadena y su grey y se mudaron a la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional, gracias a las buenas artes del diputado y líder morenista, Juan Javier Gómez Cazarín.

Ahora resulta, que con la salida de Indira Rosales San Román del Senado de la República, llega a la silla su suplente, doña Fabiola Vázquez Saut, ¡No bueno! Que esas niñas de Cirilo Vázquez, andan metidas en todo, no cabe duda que el padre desde donde quiera que esté, las tiene bien cuidadas.

Y el que va a tener que hacer ajustes a su próxima boda, va a ser el subsecretario de Infraestructura Fernando Elias Guevara, no vaya a ser que con eso de que en la 4T, casarse es todo un riesgo, se lo vayan a pasar a traer, habrá que ser muy discretito, en cuanto a la boda y ágapes tradicionales que acompañan.

En fin mis chulos, así va la semana, no se casen por estos días por favor, nos leemos mañana.

Palabras clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *