Policías municipales de Edomex en la mira tras caso Ocaña

Redacción. Eureka Medios. Abusos, omisiones al debido proceso y el uso desproporcionado de la fuerza son parte de las denuncias contra policías municipales del Estado de México, que están en la mira a raíz de la muerte del actor Octavio Ocaña en Cuautitlán Izcalli.

En lo que va del año la Comisión de Derechos Humanos mexiquense ha recibido al menos mil 296 quejas contra uniformados. Los municipios que encabezan los casos son Nezahualcóyotl, Ecatepec, Naucalpan, Tlalnepantla y Cuautitlán Izcalli.

Tan sólo ayer, en la autopista México-Puebla, en Valle de Chalco, policías municipales sancionaron a rescatistas de Caminos y Puentes Federales (Capufe) y trataron de llevarse el vehículo bajo el argumento de que no tenían permitido trabajar ahí, cuando esa vía es responsabilidad de la División de Carreteras de la Guardia Nacional.

Del otro lado del Estado de México, en Tlalnepantla, en Periférico Norte, elementos del ayuntamiento detuvieron a automovilistas por presuntas infracciones. Ellos no están facultados.

Lo anterior son algunas de las escenas que protagonizaron elementos de los ayuntamientos durante este 4 de noviembre.

La actuación de las policías municipales en el Estado de México está bajo la mira a raíz de la muerte del actor Octavio Ocaña, conocido como Benito Rivers en la serie Vecinos, quien tras una persecución con efectivos de Cuautitlán Izcalli se estampó en su camioneta contra un montículo de tierra donde se disparó accidentalmente el arma de fuego que portaba y perdió la vida, según el peritaje de la fiscalía.

De acuerdo con la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), del 1 de enero hasta ayer, había recibido mil 296 quejas contra policías municipales por omisiones al debido proceso, uso desproporcionado de la fuerza y abuso.

Nezahualcóyotl, Ecatepec, Naucalpan, Tlalnepantla, Toluca, Cuautitlán Izcalli, Ixtapaluca, Chimalhuacán, Cuautitlán de Romero Rubio y Atizapán de Zaragoza ocupan los 10 primeros lugares en denuncias.

Especialistas en temas de seguridad coincidieron en que los abusos que cometen las policías municipales del país se debe a que están mal pagados, no tienen la capacitación adecuada y la ciudadanía no les tiene confianza.

“Sucede en todas las corporaciones, el problema es que no los preparamos, no les pagamos bien y no los controlamos, eso es un problema técnico que hemos tenido en México desde hace muchos años, pero se ha agudizado en los últimos años porque hay menos recursos para las policías de lo que había antes”, explicó María Elena Morera, presidenta de Causa en Común.

“En general, el problema es estructural y no sólo de la corrupción posible o las deficiencias posibles de una sola policía (…) Hay un abandono institucional de la Federación hacia las policías locales, pues este año las policías locales traen cero pesos, con cero centavos para su profesionalización, entonces no nos debe sorprender los errores que estamos viendo en las policías y veremos cada vez más”, comentó Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad.

“Persisten en el Estado de México múltiples corporaciones que tienen niveles muy importantes de indisciplina, corrupción, hay en esas corporaciones controles internos inadecuados”, opinó Alejandro Hope, analista de seguridad.

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del Inegi refleja la desconfianza y temor de los ciudadanos respecto a las policías mexiquenses.

En los municipios de Cuautitlán, Chimalhuacán, Ecatepec, Naucalpan, Nezahualcóyotl y Tlalnepantla, la confianza en instituciones como el Ejército, la Marina y la Guardia Nacional oscila entre 89% y 70%; cuando se trata de la policía estatal baja entre 48% y 37%, pero se desploma sobre la policía municipal entre 38% y 21%.

Mientras, en la entidad mexiquense automovilistas y ciudadanos que transitan e ingresan al Estado de México difícilmente distinguen si el oficial que los detiene es municipal o estatal, y esto es aprovechado para detenerlos y que se presente una extorsión.

En Valle de Chalco, los paramédicos fueron liberados tras la intervención del área jurídica de Capufe. “Las autoridades [municipales] siempre hacen lo que quieren, se meten en tramo federal, algo que no les corresponde, meten grúas que siempre hacen de las suyas”, manifestó Mariana González, encargada de Grúas Ramírez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *