Adios al IVA femenino

He visto mucha celebración en México, por la regulación y despenalización del uso de la mariguana, incluso vi un video donde un par de féminas, salen llorando por el gran triunfo en el Congreso de la Unión, el día que despenalizaron la mariguana, seguro estaban pachecas, porque de risa loca el par de muchachas.

También las chicas de los pañuelos verdes, que salieron a las calles a celebrar el día en que el Congreso Local de Juan Javier Gómez Cazarín, despenalizó la interrupción del embarazo; algunas de ellas, incluso con sus hijas menores de 7 años, que ignoran siquiera como se produce el embarazo, menos van a saber de la despenalización del aborto, pero bueno cada quien sus prioridades.

Yo por mi parte, la verdad que tengo muchas ganas de salir a las calles, para hacer bulla, debido a que el proyecto de miscelánea fiscal, propuesto por el ejecutivo en el paquete económico 2022, al parecer contempla una tasa cero, a las toallas sanitarias, tampones, copas menstruales y todos los productos de higiene femenina, cosa que a mi me parece una maravilla.

A la mayor parte de las mujeres, nos llega la menarquia o primera menstruación, por ahí de los 12 años, la menopausia se produce según el estilo de vida, número de hijos etc, entre los 55 años y 65 años; el ciclo mensual femenino, con sus 4 etapas, dura de 28 a 32 días, con entre 4 y 7 días de sangrado.

Casi todas las mujeres, tenemos por ahí de 45 años de nuestra vida de visita mensual a “La comadre”, “Andrés el de cada mes” y a “Caperucita Roja”; en su mayoría las mujeres mexicanas tenemos 540 ciclos mensuales a lo largo de nuestras vidas, esto ya sin hablar de los 5 días en promedio, que se tienen de sangrado, ¡Una monserga la neta!.

El asunto mensual, no es para nada cómodo, ni bonito, muchas de nosotras tenemos unos cólicos demoniacos, padecemos dolor de cabeza, cambios de humor, asco, dolor de cintura y sentimos los senos como si fueran a salir disparados, como los de Afrodita la de Mazinger Z, ¡Ahh! Pero como somos tan chingonas, nos atravesamos un dolac entre pecho y espalda y nos vamos a trabajar en tacones, vestidas con ropas oscuras y con el bolso lleno de tampax, toallas femeninas, un par de chones por si las moscas y el bliss de dolac sublingual, no vaya a ser, que me ataque el cólico demoniaco.

Por todas esas razones, yo si celebro que por fin un gobierno mexicano, se percató que el período menstrual, es un proceso natural del género femenino, no un gusto, mucho menos un lujo y contemple que los productos de higiene femeninos, estén sujetos a IVA tasa cero, mediante la adición del inciso J) a las fracción I del artículo 20-A de la Ley del IVA.

Les comento señores, que hasta hoy todos los productos de higiene femenina, han sido tasados con el 16 por ciento del Impuesto al Valor Agregado, como si sangrar mensualmente con todo lo que esto implica, fuera un gran lujo, me choca admitirlo pero ¡Bravo carajo!.

Ojalá que el Congreso de la Unión, no vaya a salir con el terrible fíjense que siempre no, porque me cae que sí me pongo ruda y salgo con bote de pintura en mano a hacer pintas por todos lados.

Cosas de la vida y menudencias

Ayer fue el gobernador Cuitláhuac García a Tlacotalpan, la Tierra Santa; a inspeccionar el teatro Nezahualcóyotl, donde pretende rendir su Tercer Informe de Gobierno, hace tiempo García Jiménez dijo, que pretendía descentralizar los eventos gubernamentales, con el fin de dar promoción los sitios turísticos, ¡Pues empieza con el pie derecho! Ningún lugar más bonito que Tlacotalpan.

¡Ay no! Ya hasta el Consejero Ruíz Saldaña, desconoció al diputado Sergio Gutiérrez. Resulta que en una misiva que ví en el periódico de Joaquín Rosas, Ruíz Saldaña dice que nada tuvo que ver en el nombramiento de Gutiérrez Luna, como representante del MORENA ante el INE; a Gutiérrez Luna no le corre la vida y sigue en su cual Speedy González, en su carrera rumbo a 2024, falta que vaya siendo el caballo que alcanza, la de arrepentidos que vamos a ver.

En fin así esto en la política, nos leemos mañana mis chulos.

Palabras clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *