EU y RU viven pesadilla por crisis de suministros

Redacción. Eureka Medios. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró ayer que espera arreglar la congestión actual en la cadena de suministro nacional manteniendo abiertos los puertos más importantes del país a todas horas, de lunes a domingo.

Biden recibió en la Casa Blanca a los líderes de los puertos de Los Ángeles y de Long Beach, ambos en California, y por donde entran 40% de los contenedores a Estados Unidos, además de representantes de sindicatos de estibadores, trabajadores de almacén y empresas multinacionales.

“El puerto de Los Ángeles anunció (…) que comenzará a operar las 24 horas del día, los siete días de la semana”, apuntó Biden en un discurso después de la reunión. La decisión de los responsables del puerto, pactada con el Ejecutivo estadounidense, sigue a la de su muelle vecino, el de Long Beach, que adoptó esa medida hace unas semanas.

Ambos sufren desde hace meses una situación de congestión causada por un aumento del comercio electrónico y problemas de personal. Frente a estos dos puertos, cerca de 60 cargueros fondean a la espera de poder atracar y descargar sus mercancías, lo que ha ocasionado problemas en la cadena de suministro.

Ante esta situación, Biden definió la ampliación del horario como un “paso clave” para igualar las capacidades de estos puertos a las de otros países líderes en comercio, que “ya operan en estas horas”. Hasta ahora, la normativa en esos sitios estadounidenses era trabajar los días laborables, y cerrar las noches y durante los fines de semana.

El mandatario explicó que esta modificación significa que el puerto angelino abrirá más de 60 horas extra a la semana y que operará en horas nocturnas, un punto “muy importante” porque las carreteras en California están menos concurridas entonces.

Biden subrayó que EU necesita que el resto de la cadena del sector privado “dé un paso adelante”. A la reunión en la Casa Blanca también asistieron representantes de empresas, como Walmart, la compañía de mensajería UPS y Samsung, entre otras.

Biden adelantó que Walmart, UPS y FedEx también ampliarán sus horas de reparto para ayudar a aliviar los cuellos de botella en la cadena de suministro.

El presidente confía en que EU “nunca más” se quede sin los materiales necesarios para fabricar productos. “Con las vacaciones que se acercan, es posible que se pregunte si los obsequios que planea comprar llegarán a tiempo”, dijo Biden en la Casa Blanca. “Hoy tenemos buenas noticias: vamos a ayudar a acelerar la entrega de bienes en todo EU”.

En Reino Unido, la Asociación de Puertos Británicos (BPA) señaló que la congestión que afecta a los puertos de todo el mundo y recientemente obligó a varios portacontenedores a desviarse de Inglaterra a puertos europeos durará entre seis y nueve meses más. Varios de los portacontenedores están repletos de mercancía para vender durante la Navidad.

La crisis llegó al mercado de los pavos, donde existe el temor de que la insuficiencia de personal haga imposible repartirlos en suelo británico para Navidad.

Ante la escasez de mano de obra en el sector avícola, algunos granjeros han multiplicado los anuncios de trabajo, pero los candidatos son escasos. Según la asociación de pavos frescos de granja tradicional, que agrupa a 40 explotaciones, la mayoría de sus miembros registró un aumento significativo de pedidos en comparación con el año pasado.

Los cuellos de botella de las cadenas de suministro han sido tema central en las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. La economía mundial se enfrenta a un “momento particularmente desafiante”, dijo en conferencia de prensa la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, en alusión a esta crisis. Y advirtió sobre otra variable que también contribuye a las limitaciones de la oferta: el retraso en la vacunación anti-Covid en los países en desarrollo.

Palabras clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *