No hay razón para mentir: CCE sobre dichos de Nahle en la mañanera

Redacción. Eureka Medios. «No hay razón para mentir, con el tiempo, las mentiras cobran vida propia y erosionan la confianza que todos queremos construir», advirtió el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en reacción a lo que dijo este lunes la secretaria de Energía, Rocío Nahle en la conferencia mañanera.

En un comunicado, pidió conocer la historia regulatoria del sector eléctrico, para impedir el uso doloso de información incompleta.

Afirmó que las declaraciones de la funcionaria, así como las que ha hecho en otras ocasiones el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, están guiadas por la ideología y no por la especialización técnica y el rigor que requiere un tema de la más alta prioridad como la reforma eléctrica.

Estableció que si bien es comprensible que se utilicen las conferencias de prensa de los servidores públicos para comunicar mensajes que atienden a su conveniencia política, no hay que hacer juicios para dañar a las actividades que operan dentro de la ley.

Por ese motivo, el CCE hizo un llamado a que las voces que hoy participan en la discusión sobre la reforma constitucional en materia eléctrica aborden el tema con responsabilidad y apego a la verdad.

Afirmó “para que a la CFE le vaya bien, no se necesita que le vaya mal al sector privado”. Ni al contrario, “para que las empresas privadas sean eficientes, no se necesita que la CFE pierda”.

Consideró que no se trata de un juego de suma-cero porque en su apreciación, CFE es hoy altamente rentable en la transmisión y distribución de energía, la cual es pagada por los privados, incluidas las familias mexicanas.

Hizo ver que con mucho esfuerzo, las empresas mexicanas han conquistado un espacio para México y los mexicanos en el ámbito global.

Aseguró que toda generación eléctrica en México paga -y siempre ha pagado- alguna de las 20 tarifas de transmisión definidas por los reguladores nacionales.

Recordó que a lo largo de la historia, el marco jurídico fue abriendo posibilidades para que las empresas nacionales contaran con alternativas de suministro al entonces monopolio estatal de la CFE, y de esta manera tuvieran posibilidades de participar en la rápida integración comercial con América del Norte, y con el resto del mundo.

Enfatizó que actualmente, con base en un firme compromiso con la competencia y la mejora continua, las empresas mexicanas han logrado ser competitivas, aun con tarifas eléctricas que siguen siendo más caras de hasta el 70%, en comparación con Estados Unidos, en donde se ha permitido, desde hace muchos años, la participación del sector privado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *