Alianza PRI-PAN-PRD se tambalea

Redacción. Eureka Medios. Ante un priismo dividido en torno a la reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, la alianza opositora legislativo-electoral Va por México —que agrupa a PRI, PAN y PRD— se tambalea debido a la postura de los tricolores, quienes se niegan a rechazar abiertamente el proyecto presidencial, tal como ya lo hicieron sus pares.

Mientras que los albiazules advirtieron que la coalición legislativo-electoral “puede dar un giro de 180 grados” si esta alianza no se basa en hechos y sólo se mantiene en dichos, los perredistas señalaron que la votación de la iniciativa presidencial será la “prueba de fuego” de la coalición, al tiempo que los tricolores dejaron en claro que “nadie presiona al PRI”, y adelantaron que continuarán en la posición de realizar foros y hasta después de ellos definirán el sentido de su voto.

Tras cuatro días de silencio, este martes la bancada priista sostuvo una reunión privada en el Salón Verde de la Cámara de Diputados para determinar su postura frente a la mencionada reforma constitucional, hubo una rebelión interna de varios legisladores tricolores que cuestionaron si fue lo mejor haber apoyado la reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto, pues nunca bajó la gasolina, “y si hubiera sido lo mejor hubieran ganado en 2018 y el PRI no hubiera tenido que pagar”.

Otro grupo de tricolores exigieron rechazar la reforma de AMLO y recordaron que la senadora priista Claudia Ruiz Massieu ya lo hizo de manera tajante. Otros priistas consideraron que la reforma vigente debe prevalecer, pues la presentada por el actual gobierno “es regresiva”. “El ambiente está tenso”, expresó un legislador priista al salir del encuentro.

Tras cuatro horas de debate interno, Alejandro Moreno Cárdenas, líder nacional del PRI y diputado federal, ofreció una conferencia en la que negó división interna y mantuvo la posición de que irán a una serie de foros para analizar la iniciativa con calma y responsabilidad, pues “no hay prisa”.

Previamente, el coordinador del PAN en San Lázaro, Jorge Romero, advirtió que si bien cada grupo parlamentario tiene que hacer su análisis en la materia, al momento de votar los integrantes de Va por México deberán actuar como alianza.

“Si en los hechos vamos a funcionar como alianza legislativa, entonces en los hechos seguiremos funcionando como alianza legislativa y electoral, y si la situación es distinta distinto será también el resultado. Una alianza no son los dichos, son los hechos. Estamos al borde de la determinación de los hechos. Si en los hechos nos conservamos como una alianza legislativa proseguiremos; entiéndase lo que significarían 180 grados de diferencia”, aseveró.

Este martes informó que los dirigentes nacionales del PAN, Marko Cortés, y del PRD, Jesús Zambrano, reclamaron a la cúpula priista no cerrar filas contra la reforma eléctrica. Por eso, Alejandro Moreno sostuvo que nadie presiona a los priistas.

“Nadie presiona al PRI, nadie, ni el gobierno ni los sectores ni los empresarios, nadie. El PRI será un partido responsable. La posición del grupo parlamentario es esa: no hay prisa, nadie presiona al PRI, y nosotros vamos con energía, carácter, con vocación y decisión al debate parlamentario, y después de ello el PRI habrá de tomar una decisión basada en el contexto actual de nuestro país”, expresó.

Agregó que no permitirán ningún tipo de amenaza y menos condicionada al tema electoral, pues también tienen la capacidad de ir con candidatos en solitario rumbo a 2022.

“Yo no sé a quién amaga el PAN. Nosotros hemos estado construyendo, estamos trabajando, pero también el PRI está listo para competir con candidatos propios”, aseveró.

La diputada panista Mariana Gómez del Campo dijo que en la reforma eléctrica del Presidente se necesita “contundencia” y eso le ha faltado al PRI, porque no puede haber medias tintas: “O sea, está o no está. Porque para cualquier partido político de oposición que vote a favor esta reforma sería su suicidio político”.

El coordinador del PRI en San Lázaro, Rubén Moreira, advirtió que la iniciativa eléctrica sí requiere ser analizada, “no porque la actual sea mala”, sino porque contiene nuevas disposiciones en las que se debe legislar, como en el tema del litio.

Consideró “sospechoso” que sus propios aliados no quieran abordar ese tema.

“Lo que hoy está a debate es el futuro de la energía del país, y lo que veo por ahí es que pareciera que alguien dice ‘que el PRI vote en contra y así no discutimos lo del litio’. Digo, si entramos al tema del sospechosismo, aquí todos somos sospechosos y todos son objeto de sospecha, ¿por qué no se quiere debatir el tema del litio? Piden: ‘ya no discutan lo del litio, que se quede como está y vámonos todos a la casa’. Esos son los que me preocupan”, aseveró.

Los integrantes del sol azteca se mantuvieron al margen: Luis E. Cházaro, coordinador del PRD, dijo que “estamos de acuerdo con que haya un parlamento abierto, nosotros no adelantamos vísperas, el PRD no riñe con la idea de discutir claramente esta reforma eléctrica”, en tanto que el dirigente del mismo partido, Jesús Zambrano Grijalva, señaló que se mantendrán firmes “para evitar las reformas regresivas del Presidente de la República”, e hizo votos por que el PRI honre su compromiso con la coalición.

“Confiamos en la firmeza de los postulados en los que se basa Va por México y en la convicción de los tres partidos que conformamos esta coalición. Votar a favor de dicha iniciativa en la Cámara de Diputados sería estar a favor del autoritarismo y la agudización de la crisis económica para las familias mexicanas”, concluyó.

Palabras clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *