No estaré en las filas de los que piden perdón: expresidente de España sobre petición de AMLO

Redacción. Eureka Medios. El expresidente del Gobierno de España, José María Aznar, aseguró que en esta época en que se pide perdón por todo “no va a voy a engrosar las filas de los que piden perdón o diga quien lo diga”, esto como respuesta a la petición del presidente Andrés Manuel López Obrador de que se pida disculpas por agravios cometidos contra los indígenas en conquista de México.

El exmandatario agregó, en su participación en la Convención Nacional del Partido Popular, que no pedirá perdón por defender la nación española, la importancia de la historia española, con sus claros y oscuros, aciertos y errores.

“Yo estoy dispuesto a sentirme muy orgulloso, pero no voy a pedir perdón”, señaló.

Luego, el expresidente felicitó a México por la celebración de los 200 años de Independencia, y dijo que hay que fijarse quién pide a España que se disculpe, en referencia al presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Ahora me dice usted, el 200 aniversario de la Independencia de México, enhorabuena, pero luego me cambia la cosa y me dice que España tiene que pedir perdón, ¿y usted cómo se llama?

“Dígame, ¿cómo se llama? Andrés Manuel López Obrador”, dijo ante el líder del PP, Pablo Casado Blanco.

Y agregó: “Andrés, por parte de los aztecas, Manuel por parte de los mayas, López, eso es una mezcla azteca, y Obrador, de Santander”, dijo entre risas.

Recalcó que si no hubieran pasado ciertas cosas el presidente de México no hubiera sido bautizado ni tuviera el nombre que tiene.

“Es que si no hubiesen pasado algunas cosas, usted no estaría allí, ni se podría llamar como se llama. Ni podría haber sido bautizado, ni habría podido haberse producido la evangelización de América”, señaló.

José María Aznar también dijo que la diferencia entre las colonias inglesas y las españolas es que en las primeras los indígenas fueron exterminados y en las segundas fueron protegidos por las misiones y leyes de España.

La intención de López Obrador era que durante las conmemoraciones de 2021 por los 200 años de la independencia de México y los 500 años de la conquista de Hernán Cortés, el Gobierno mexicano, el español y la Iglesia católica se disculparan por los «agravios» cometidos contra los indígenas.

Pero la carta que envió en 2019 al rey Felipe VI enfrió las relaciones con España, país que ha declinado participar en estos eventos y el lunes canceló a última hora su presencia en el gran evento del Zócalo capitalino para festejar el bicentenario de la consumación de independencia de México.

El Gobierno español consideró en su momento que «la llegada hace 500 años de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas».

En cambio, el papa Francisco mandó una misiva este lunes en la que reconoció «los errores del pasado» y reiteró su petición de «perdón por los pecados personales y sociales» cometidos por la Iglesia durante la conquista y evangelización del actual México.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien días atrás aseguró que «el indigenismo es el nuevo comunismo», replicó al papa este martes desde Washington que las misiones católicas llevaron la «libertad» a América.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *