Anya Taylor-Joy se une al elenco del remake de Nosferatu

Redacción. Ciudad de México. Hace poco, la joven actriz Anya Taylor-Joy habló sobre sus futuros proyectos durante una entrevista con Los Angeles Times. Fue así como dio a conocer que participará en el ramake de Nosferatu, que estará a cargo del popular director Robert Eggers, quien se ha distinguido por sus aportes al género del terror.

Desde 2017, corrían rumores sobre supuestas negociaciones para que Taylor-Joy se uniera al elenco de esta película. A partir de ese momento, una gran cantidad de personas dieron por hecho que la actriz argentina protagonizaría el nuevo proyecto de Eggers. En primer lugar, por su anterior colaboración en La Bruja, cinta que tuvo gran éxito y en la que se destacó el trabajo de la intérprete. Y en segundo, por el potencial que los cinéfilos veían en tu talento.

Luego de estos largos años de especulación e intriga, los deseos de muchos por fin se oficializan: Taylor-Joy no sólo aparecerá en The Northman (otro proyecto de Eggers que este momento se encuentra en etapa de postproducción). También deleitará a la audiencia con su participación en la legendaria historia del vampiro. Entre sus compromisos también se encuentran Última noche en Soho y Furiosa, una precuela de Mad Max: furia en el camino, dirigida por George Miller en 2015.

La carrera de esta joven promesa de la actuación ha despegado con potencia. Basta con escuchar las aclamaciones por su trabajo en la serie Gambito de Dama para admitirlo. Y es, precisamente, el grueso de su agenda lo que vuelve incierta la posible fecha en que Nosferatu iniciaría sus grabaciones. Hasta el momento, se desconocen más detalles de esta producción, pero según diversos medios enfocados al séptimo arte, no tardará en arrancar.

Nosferatu es una nueva versión de la película original de 1922 dirigida por el grandioso cineasta Friedrich Wilhelm Murnau. El filme, ícono del expresionismo alemán, está inspirado en Drácula, de Bram Stocker, y a casi 100 años de su realización, sus majestuosas imágenes siguen provocando sensación. En 1979, el igualmente célebre Werner Herzog realizó el primer remake con algunas modificaciones en el argumento. Esta nueva película, homenaje a Murnau, fue un completo éxito artístico y comercial. Y ahora, bajo la batuta de Eggers y con la presencia de Taylor-Joy, se espera un resultado similar. El tiempo dirá si lo logran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *