Talibanes imponen las reglas de la retirada

Redacción. Eureka Medios. Tras la advertencia de los talibanes de que las evacuaciones en Afganistán deben terminar el 31 de agosto, el presidente estadounidense, Joe Biden, afirmó que la misión de Estados Unidos en Afganistán está “en vías de completarse” el 31 de agosto. Además, citó la “creciente” amenaza que representa el brazo afgano del Estado Islámico (EI) al justificar la retirada.

Los talibanes están marcando las reglas del juego. Además de rechazar cualquier aplazamiento de la salida de EU, anunciaron, bajo el argumento de evitar mayor caos, que sólo los extranjeros pueden acercarse al aeropuerto de Kabul, los afganos no, lo que complica la situación de los miles de colaboradores de Estados Unidos, y las fuerzas aliadas, que ven con angustia cómo se les cierran las puertas para salir del país.

Dijo que EU debe apegarse a su plazo, señalando que “después de eso no permitiremos que lleven afganos” en los vuelos de evacuación. Añadió que el Talibán les prohibiría a los afganos acceder a los caminos que llevan al aeropuerto y permitiría el paso a extranjeros con el fin de evitar una aglomeración. De momento se desconoce si detendrían a los afganos que son escoltados por extranjeros o que sean parte del proceso de evacuación de las naciones occidentales.

Cuanto más tiempo permanezca Estados Unidos en el país, dijo Biden, existe un “riesgo agudo y creciente de un ataque de un grupo terrorista conocido como ISIS-K”, o el Estado Islámico-Khorasan. “Cada día que estamos sobre el terreno es un día más en el que sabemos que el ISIS-K está tratando de atacar el aeropuerto y atacar tanto a Estados Unidos como a las fuerzas aliadas”, añadió.

Antes, Biden había dicho a los líderes del G7 que EU estaba “en vías” de completar su retirada militar de Afganistán para el 31 de agosto, pero que se estaban elaborando planes de contingencia en caso de que no se pudiera cumplir el plazo autoimpuesto.

La preocupación por la forma como gobernarán los talibanes crece: la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, afirmó tener información creíble de que se están produciendo violaciones de los derechos humanos, que incluyen ejecuciones y reclutamiento de niños soldados, en zonas de Afganistán controladas por los talibanes, además de restricciones de movimiento que afectan a las mujeres y que impiden a las niñas asistir al colegio.

“Una línea roja fundamental será la forma en que los talibanes traten a las mujeres y a las niñas y respeten sus derechos a la libertad, la libertad de movimiento, la educación, la expresión personal y el empleo, conforme a las normas internacionales en materia de derechos humanos”, dijo la responsable.

Docenas de estudiantes afganas y personal del único internado femenino de Afganistán serán evacuadas a Ruanda, informó la fundadora de la institución.

Shabana Basij-Rasikh, fundadora del centro privado SOLA (Escuela de Liderazgo Afganistán), dijo que cerca de 250 estudiantes adolescentes, miembros del personal y sus familias serían enviados a Ruanda para proseguir con su formación en los próximos meses.

La situación llevó al Banco Mundial a anunciar la suspensión de la ayuda a Afganistán, preocupado sobre todo por la situación de las mujeres en el país asiático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *