“¿Yo por qué? Yo no te mandé a que hiciera esas cosas”: AMLO a Ricardo Anaya

Redacción. Eureka Medios. El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que no existe ninguna persecución en contra del excandidato presidencial Ricardo Anaya y lo llamó a no salir del país para defenderse de las acusaciones de la entrega de sobornos para aprobar la Reforma Energética en el sexenio pasado.

“Ahora, con este asunto del señor, joven todavía (Ricardo) Anaya, víctima; acusándome a mí. Está como para decirle ‘¿yo por qué? Yo no te mandé a que hiciera esas cosas, ¿No te diste cuenta? ¿Pensabas de que no iba a suceder nada?’”.

“Es interesante que se sepa que el asunto de Ricardo Anaya tiene que ver con una denuncia que presentó el que era director de Pemex, (Emilio) Lozoya. Ese señor presentó una denuncia diciendo que que él entregaba dinero a legisladores y a dirigentes de partidos para que se aprobara la reforma energética. Ese es el fondo del asunto”, dijo López Obrador en su conferencia mañanera de este martes en Palacio Nacional.

El presidente también señaló que en su administración no hay persecución contra nadie “pues no es mi fuerte la venganza”, por lo que recomendó a Ricardo Anaya presentarse a declarar, presentar las pruebas y defenderse con la verdad ante las acusaciones “si es inocente”, pero no echarle la culpa “y decir ‘ya me voy’”.

“No hay persecución para nadie, no es mi fuerte la venganza. Lo de este señor, Anaya, lo que tiene que hacer es enfrentar el proceso y si es inocente, presentar la pruebas y defenderse con la verdad, pero no echarme la culpa a mí y decir ‘ya me voy’.

-“Le llama mentiroso y que lo quiere descarrilar para la sucesión presidencial”, se le señaló.

-“Como si yo estuviese preocupado por quién va a ser el próximo presidente de México”, respondió López Obrador.
-“Anaya le dijo mentiroso y cobarde, se le señaló al Presidente.

-“No, eso sí calienta”, contestó López Obrador antes de retirarse para tomar un vuelo comercial a Veracruz, donde encabezará la ceremonia por los 200 años de la firma de Los Tratados de Córdoba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *