Despiden a seis de las víctimas de Grace

Redacción. Eureka Medios. En la serenidad de la Iglesia de la Asunción, en nuestra capital , cruces de madera fueron colocadas sobre los seis féretros.

Un ataúd en color café, en el que estaba el cuerpo de la madre, y cinco más en blanco, para sus hijos. Todos víctimas del huracán Grace, que impactó a Veracruz el sábado y dejó a su paso siete muertos en esta ciudad; seis de una sola familia y una niña de siete de otra, familiares y amigos íntimos se congregaron en la Iglesia de la Asunción, para despedir a seis miembros de la familia Moreno Caballero, cuya vivienda quedó sepultada por un alud de lodo en la colonia Brisas del Río Sedeño, en la periferia de la capital.

La imagen muestra el tamaño de la tragedia. Un féretro pequeñito para María Fernanda, de tan solo 15 días de nacida, otro grande, color madera, para Dora Isabel, de 27 años, la madre de todos. Kevin, de 9 años; Axel Jair, de cuatro y Alexander, de tres, cada uno en una caja blanca.

El dolor inunda el recinto, los cantos religiosos se esparcen por el lugar mientras Adán Moreno Ortiz, el padre que sólo logró salvar a uno de sus hijos, se aferra a las cajas, se dobla sobre ellas y no para de llorar.

De la intimidad del velorio en la colonia que los vio morir, a la casa de Dios y luego, en diferentes carrozas, al panteón Palo Verde, ante el asombro de propios y extraños. Un recorrido por una ciudad consternada.

Y en el campo santo, con el círculo cerrado de los amigos y familiares, un adiós íntimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *