¿Libertad de cátedra?

Como muchos de ustedes saben hermosos lectores, independientemente de mi labor informativa en esta, su bella columna, soy maestra de nivel medio superior, tengo al rededor de 10 años de desarrollar tan noble labor, inicié dando clases de literatura e inglés y actualmente doy clases de gestión cultural a los alumnos del taller de teatro, de la Escuela Industrial Concepción Quirós Pérez, mujer a la que admiro profundamente.

Durante todos estos años, por supuesto que me he encontrado en situaciones especiales, desde un alumno que me dijo que tenía muchas ganas de incursionar en el crimen organizado, una chica que por cuestiones religiosas, me informó que no podría participar en un ejercicio grupal; hasta un sinfín de situaciones que honestamente yo no domino y para las cuales, he tenido que pedir apoyo a mi directora, a mi madre, que fue maestra durante 30 años o ya de plano y sin recelo alguno, a un sicólogo o siquiatra en su caso, para desempeñar de una manera muy profesional mi labor docente, también me he informado en cuanto a los lineamientos internacionales y vigentes, de Derechos Humanos y por supuesto los Derechos de los Niños y los Jóvenes. 

Hoy por hoy, los jóvenes te hablan de tu y aquella sana distancia entre alumno y maestro, que las personas de mi generación vivimos quedó atrás y debe uno tener mucho cuidado con los límites, si bien no ser demasiado rígido, tampoco puede uno comportarse de un modo, que pueda ser mal interpretado, a raíz del Me Too y todos esos tendederos de denuncia, debe uno ser muy cuidadoso, es por esto que no me explico, en que momento un supuesto catedrático de contaduría de la Universidad Veracruzana, llamado Mauricio Pavón, en plena clase virtual, se lanzó cual gorda en tobogán con una serie de reflexiones y cuestionamientos bíblicos, respecto a la homosexualidad y al aborto, cosa que resulta totalmente fuera de lugar, si bien la libertad de cátedra existe, hablar de la biblia en plena clase, es incluso anticonstitucional, ya que la educación debe ser laica, dice la constitución. 

El video del maestro de la UV no solo circula por redes sociales, lo han retomado portales de noticias, e incluso noticieros en radio y televisión, con lo complicado que resulta para muchos entrar como catedrático de la Universidad Veracruzana, yo me pregunto como es que tremendo beato pudo acceder a tener una plaza ahí, definitivamente algo muy malo está pasando al interior de la Universidad Veracruzana. 

Cosas de la vida y menudencias

Ayer mismo facultad de contaduría la Universidad Veracruzana, mediante un comunicado, rechazó cualquier clase de discurso que incite al odio, e incluso refrendo su disposición al diálogo, la empatía y el respeto a la diversidad, ¡Al menos reaccionaron!.

Y luego de la desconocida que le puso el presidente Andrés Manuel López Obrador, a la maestra Delfina Gómez y su carta responsiva, a la titular de la Secretaría de Educación Pública, no le quedó otra que retractarse de su cartita responsiva, así que ahora procede tomársela muy en serio, con esto del regreso a clases e implementar todas las medidas sanitarias, que sean necesarias. 

Viene Grace a Veracruz, por ello ya la Secretaría de Protección Civil encabezó sesión del Comité Estatal de Emergencias, con instituciones y dependencias de los tres niveles de gobierno y el sector social, para estar preparados ante cualquier eventualidad. 

Así las cosas y llegamos al jueves mis hermosos, nos leemos mañana. 

Palabras clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *