China quiere “relaciones amistosas” con los talibanes; Irán y Rusia buscan diálogo

Redacción. Ciudad de México. China que comparte 76 kilómetros de frontera con Afganistán, indicó el lunes que quería mantener “relaciones amistosas” con los talibanes, un día después de que entraran en Kabul y provocaran la desintegración del gobierno.

China “respeta el derecho del pueblo afgano a decidir su propio destino y futuro y desea seguir manteniendo relaciones amistosas y de cooperación con Afganistán”, dijo a la prensa una portavoz de la diplomacia china, Hua Chunying.
“Los talibanes indicaron varias veces su esperanza de desarrollar buenas relaciones con China” explicó la portavoz, quien precisó que la embajada china en Kabul «sigue funcionando normalmente».

El poder chino calificó en las últimas semanas de “irresponsable” la retirada de Estados Unidos de Afganistán, al temer un guerra civil en este país vecino.

Ante el riesgo de caos afgano, el poder chino inició desde septiembre de 2019 conversaciones con los talibanes. Una delegación talibán fue recibida en esa época en China.

China ha sumado también en 2016 a Afganistán a su gran proyecto de infraestructuras de las “Nuevas rutas de la seda”. Pero, a falta de seguridad, las inversiones chinas han sido modestas: 4.4 millones de dólares en 2020, según el ministerio chino de Comercio.

Por su parte, el presidente iraní, Ebrahim Raisi, dijo que la “derrota” de Estados Unidos en Afganistán debe convertirse en una oportunidad para una paz duradera en el país vecino.

“La derrota militar y la retirada de Estados Unidos de Afganistán debería ofrecer la posibilidad de restaurar la vida, la seguridad y una paz duradera en el país”, dijo Raisi, según un comunicado publicado por la presidencia, horas después de que los talibanes se hicieron con el control de Kabul y provocaron la desintegración del gobierno.

El presidente iraní, que asumió su función a principios de agosto, hizo estas declaraciones durante una entrevista con el ministro de Exteriores saliente, Mohammad Javad Zarif, según el texto publicado en el sitio de la presidencia.

En Rusia, el responsable de Afganistán en el Kremlin, Zamir Kabulov, señaló que el embajador ruso en Kabul se reunirá con los talibanes el martes en la capital afgana, y que su país decidirá si reconoce o no a las autoridades de los insurgentes en función de sus “acciones”.

“Nuestro embajador (Dmitri Jirnov) está en contacto con los líderes talibanes y mañana (martes) se reunirá con el coordinador talibán para la seguridad” para mencionar sobre todo cuestiones vinculadas a la seguridad de la embajada de Rusia en Kabul, dijo Kabulov a la radio Ekho Moskvy.

Los talibanes “garantizan ya la seguridad del perímetro exterior de la embajada rusa. Mañana (martes) van a hablar de este tema a largo plazo”, dijo.

Kabulov explicó que “el reconocimiento o no dependerá de las acciones de este nuevo régimen”.

“Vamos a mirar con atención hasta qué punto su enfoque de gobierno del país es responsable (…) Y las autoridades rusas sacarán las conclusiones necesarias”, agregó.

Rusia dijo el domingo que no preveía una evacuación de su embajada en Kabul, asegurando que habían recibido “garantías” de parte de los talibanes sobre la seguridad de su misión diplomática.

“Aunque pueda parecer sorprendente, la situación es tranquila actualmente” en Kabul, dijo Kabulov.

Afganistán se encontraba este lunes en manos de los talibanes, que en un tiempo récord han logrado hacerse con el control del país y entraron el domingo finalmente a Kabul, lo que provocó el colapso del gobierno y la huida del presidente Ashraf Ghani.

“Hemos sobreestimado a las fuerzas armadas de Afganistán. Abandonaron todo en cuanto oyeron el primer disparo”, dijo Kabulov este lunes.

El embajador en Kabul, Dmitri Jirnov, declaró a la televisión rusa Rusia 24 que los talibanes habían restaurado “el orden público” en Kabul y garantizaban la seguridad de la sede diplomática.

“Rusia desea que Afganistán sea civilizado, libre de terrorismo y de las drogas y que mantenga buenas relaciones con todos los países del mundo”, dijo Jirnov.

Y “los talibanes nos han prometido todo eso y esperamos que cumplirán sus promesas”, agregó. Como señal positiva dijo que “las escuelas para chicas siguen funcionando”.

Rusia ha intentado estrechar sus relaciones con los talibanes en los últimos años y recibió en Moscú a sus representantes en varias ocasiones, la última el mes pasado.

Palabras clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *