Denuncias por abuso sexual a menores le valieron el fuero; lo que se sabe del caso Saúl Huerta

Redacción. Eureka Medios. La tarde de este miércoles, el pleno de la Cámara de Diputados quitó el fuero al diputado de Morena, Benjamín Saúl Huerta Corona, por lo que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) podrá proceder en su contra por la presunta comisión del delito de abuso sexual.

Al inicio del juicio, Laura Angelina Borbolla Moreno, coordinadora general de Investigación de delitos de género y Atención a Víctimas de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), aseguró que existen pruebas legales, contundentes, sólidas y científicas, para quitar el fuero a Saúl Huerta.

Saúl Huerta enfrenta dos denuncias por abuso sexual, el primero sobre un caso ocurrido el 30 de julio de 2019 en contra de una persona mayor de 18 años, y el segundo el 21 de abril de 2021 contra un menor.

Tras la denuncia emitida contra el diputado de Morena, el menor de edad relató que Huerta Corona le bajó los pantalones y tocó su pene. Además, la víctima contó que ingresaron a un hotel, luego de que el diputado morenista le dio un refresco, que le hizo sentirse mal.

«Me bajó el pantalón hasta las rodillas. Con mi mano agarraba su pene y con su mano agarraba y hacía movimientos de arriba para abajo en mi pene”, reveló el joven en la entrevista de la cual solo se presentó un fragmento de poco más de un minuto.

La fiscalía capitalina determinó que el menor de 15 años presuntamente agredido por el diputado de Morena, Saúl Huerta, sí presentó rasgos de abuso sexual y fue intoxicado con etanol.

Peritajes que fueron presentados a la abogada de la familia revelaron la presencia de este químico en el cuerpo del menor de edad, según fuentes de la institución.

Posteriormente, en un audio difundido por Ciro Gómez Leyva, la madre del menor habla con el diputado Huerta Corona, quien le pide que no denuncie el presunto abuso sexual a su hijo, «que no lo destruya».

“Llegamos a un acuerdo económico, se lo suplico. Se lo voy a pagar con creces. No me destruya”, dice Huerta, mientras la madre le recrimina lo que hizo pues, dice, creyó que era buena persona, tras lo que Huerta le replica “yo le suplico de favor, ayúdeme, me va a destruir. Soy buena persona”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *