Cómo EU está perdiendo de nuevo el control de la pandemia

Redacción. Eureka Medios. Con menos de la mitad de la población vacunada y los contagios creciendo sin freno, Estados Unidos está «en la dirección equivocada» en la pandemia.

La advertencia viene de Anthony Fauci, el asesor de la Casa Blanca en enfermedades infecciosas, quien prevé un recrudecimiento de los casos de Covid-19 en el país si no se toman medidas correctivas, y es que Estados Unidos, el país con más muertos en la pandemia, enfrenta un peligroso panorama.

Mientras que en la última semana de junio el país registró unos 92 mil nuevos casos, en los siete días de la semana pasada la cifra superó los 500 mil contagios confirmados.

Y si bien la enfermad ha sido menos letal, con menos de 3 mil fallecidos por semana frente a más de 20 mil hace unos meses, la propagación de la variante delta del virus SARS-CoV-2 está fuera de control en algunos estados, las tasas de vacunación en Estados Unidos se han estancado en los meses recientes.

EU tuvo hasta abril una de las tasas más altas de aplicación diaria de dosis en el mundo, pero desde entonces el ritmo bajó considerablemente.

El país tiene hasta ahora unos 163 millones de personas vacunadas, lo que es un 49% de su población (cerca del 18% de la población del país es menor de 12 años, para quienes no se ha autorizado la vacuna).

«Nos gustaría ver mucho más, pero estamos viendo que comienza una tendencia un poco hacia arriba y escuchamos de la gente que esto [la nueva ola de casos] ha llamado su atención», principalmente entre quienes están abiertos a considerar el vacunarse, no tanto entre los que la rechazan, explica.Plescia señala que el país ha empezado a registrar un «leve aumento» en el ritmo de vacunación luego de las últimas noticias que muestran el aumento de casos entre los no vacunados.

En su entrevista con CNN, Fauci dijo que los líderes locales en áreas con bajas tasas de vacunación deben hacer más para alentar a las personas a recibir las dosis.

Ahora los gobernadores republicanos de Arkansas y Florida -quienes criticaron los consejos de Fauci en el pasado- han estado promoviendo las vacunas en sus estados.

Aunque la Casa Blanca ha descartado imponer la vacunación obligatoria para los empleados públicos, ha dejado abierta la posibilidad de que las empresas lo hagan.

«Ciertamente apoyamos estas acciones de estas asociaciones de hospitales», dijo el lunes la portavoz Jen Psaki.

Y la opinión pública está dividida: según una encuesta del sitio Politico y la Universidad de Harvard publicada este mes, un 66% apoya que los empleados sanitarios deban estar vacunados para trabajar.

En cambio, se mostraban divididos casi en partes iguales sobre si se debe exigir a otros trabajadores que lo hagan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *