Londres y partes de Bélgica, bajo alerta

Redacción. Eureka Medios. Lluvias torrenciales en el sureste de Inglaterra anegaron calles de Londres, donde los bomberos recibieron cientos de llamadas, Coches y los característicos autobuses rojos quedaron bloqueados y no podían avanzar en zonas de la capital británica, según imágenes publicadas en redes sociales.

En el sur de Londres, cerca de la estación de Queens Town Road, la policía cerró una calle ya que la calzada estaba inundada, constató una periodista de la AFP.

La Oficina Meteorológica británica estableció un nivel de alerta naranja en la capital y otras zonas del país hasta las 19:00. Este servicio alertó también del peligro de relámpagos e inundaciones por las lluvias torrenciales previstas hasta el lunes. En varias zonas del sur podrían caer 100 milímetros de lluvia en pocas horas, el doble de la media para un mes de julio, agregó.

En Bélgica, nuevas tormentas volvieron a causar destrozos en diversas regiones del país, aunque por el momento no se reportan víctimas, como ocurrió con las lluvias torrenciales de la semana pasada.

Por la mañana, residentes de Dinant se dedicaron a sacar agua de las casas y retirar con remolcadoras y palas los destrozos en el pavimento levantado que el sábado provocó en algunas de las calles el desbordamiento de un embalse.

Las tormentas no afectaron esta vez las zonas que se vieron fuertemente golpeadas por las inundaciones del jueves y el viernes de la semana anterior, que impactaron sobre todo en la provincia de Lieja y la ciudad de Verviers (sureste de Bélgica).

El instituto meteorológico belga avisó de la posibilidad de nuevas tormentas hasta el próximo miércoles, aunque ayer rebajó la alerta de naranja a amarillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *