Sociedad civil organizada, el único camino para vencer

En el marco de la Jornada Estatal para la Defensa del patrimonio familiar el
pasado diez de julio tuve el honor de conducir la segunda mesa de trabajo
coordinada con el Colectivo de defraudados bancarios, actividad orientada a
evaluar como sociedad civil organizada el desempeño de la Condusef en la
atención y respuesta a los casos de fraude.

En alianza con el Colectivo decidimos llevar adelante una segunda mesa de
trabajo en el mes de julio (la primera fue el pasado 15 de mayo) a fin de poder
escuchar a mas afectados y recibir sus testimonios en relación a sus casos y a la
atención que han recibido por parte de su banco y de la Condusef en el trámite de
sus quejas y reclamos buscando la restitución del dinero que les fue robado de
sus cuentas bancarias.

El objetivo final de esta unidad será generar una propuesta a nivel legislativo que
dote o amplie las facultades y competencias de la Condusef para eficientar sus
procesos y hacerla efectiva en la defensa de los usuarios, dado que por
disposición de la Constitución al día de hoy es el único organismo que han
dispuesto las leyes para atender los reclamos y regular las relaciones entre
usuarios y prestadores de servicios financieros.

Hoy como nunca antes, necesitamos una Condusef efectiva. Pero sobre todo
valiente que sea capaz de dar la cara por aquellos que sufren abusos por parte de
entidades financieras y dar respuestas de contundencia en el ámbito conciliatorio
(administrativo) evitando en la medida de lo posible el tener que llegar a tribunales
con todo lo que ello implica en recursos tiempo – dinero, a fin de obtener solución
a las controversias planteadas.

Con estos serios objetivos planteados recibimos con singular gusto la asistencia
vía zoom a esa mesa de trabajo virtual a personas radicadas en Toluca, Estado y
Ciudad de México, Mérida, Tijuana, Ciudad del Carmen, Aguascalientes, Playa del
Carmen, Guanajuato, y desde luego Xalapa quienes respondieron a la
convocatoria con la finalidad no solo de resolver su situación sino que, a través de
su lamentable experiencia, abonar con su experiencia para que este tipo de casos
ya no se repitan y de serlo, tengamos instituciones que verdaderamente operen
con eficacia en su defensa y no transiten un camino sinuoso como el que a ellos
les ha tocado vivir.

Agradezco y felicito a todos lo que colaboraron para que esta actividad pudiera
desarrollarse con éxito. Seguramente habrá mas reuniones orientadas a éste fin; y
dependiendo de los resultados abriremos la convocatoria a otras organizaciones
afines que se encuentren atendiendo casos similares, pues con agrado he notado
que de manera paralela al fin para el que se han implementado estas mesas de
diálogo, quienes han participado han obtenido la orientación que necesitaban para
poder continuar sus asuntos.

Tampoco es de omitir, que los participantes compartieron además con los
presentes como éste hecho les trastocó su vida personal, laboral y su estado de
ánimo y de salud, detonando en algunos casos en miedo, angustia, ansiedad y
hasta depresión. Y en algunos otros en el coraje para salir adelante del problema y
atenderlo de frente; sin duda, todos percibimos y nos apropiamos de la realidad de
diferente forma. Una de las grandes conclusiones de esa mañana fue el
mantenerse unidos, informados y muy activos en redes sociales.

Así que sirva este mensaje para llevar una palabra de aliento y de esperanza para
todos aquellos que viven afectados por un fraude bancario, es decir, por el vaciado
misterioso y sin culpables de sus cuentas de ahorro, en donde el Banco se niega a
responder por su falta. No se dejen vencer y unámonos en un reclamo conjunto de
nuestro dinero, no podemos permitir que se nos arrebate así la tranquilidad y la
seguridad a que tenemos derecho al depositar dinero en una institución de crédito
debidamente autorizada, regulada y supervisada; al hacerlo perdemos con él
nuestra dignidad y el ejemplo de lucha que debemos dar a las generaciones
futuras.

¡Únanse ya, a la Jornada Estatal para la Defensa del patrimonio familiar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *