Registran avances en dialogo con Irán

Redacción. Eureka Medios. Irán y potencias mundiales reportaron ayer avances en las negociaciones para tratar de restaurar el acuerdo de 2015, según el cual el gobierno iraní limitaría sus actividades nucleares a cambio del levantamiento de sanciones en su contra, pero que el gobierno de Donald Trump abandonó.

Los representantes dijeron que ahora depende de los gobiernos involucrados en las negociaciones hacer las decisiones políticas. Es la primera reunión desde que el sector de línea dura ganó la elección presidencial de Irán la semana pasada.

Algunos diplomáticos expresaron su preocupación de que la elección de Ebrahim Raisi como mandatario pueda complicar un posible regreso al acuerdo nuclear. Sin embargo, Jake Sullivan, asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense Joe Biden, señaló en entrevista con la cadena ABC que “la decisión final de que [Irán] vuelva al acuerdo depende del líder supremo” iraní, el ayatolá Alí Khamenei.

Enrique Mora, el funcionario de la Unión Europea que presidió la última de seis rondas de conversaciones entre Rusia, China, Alemania, Francia, Reino Unido e Irán, dijo a los periodistas: “Estamos más cerca de un acuerdo, pero todavía no estamos allí”. Estados Unidos no tiene un representante en la mesa en Viena por la decisión de Trump.

Biden ha manifestado su voluntad de regresar al pacto y, en general, Estados Unidos podría reducir las sanciones para que Irán vuelva a los compromisos acordados en 2015. Una delegación estadounidense en Viena participa en conversaciones indirectas con Irán, y diplomáticos de las otras naciones actúan como intermediarios.

Raisi, de 60 años, se ha caracterizado por su rechazo a Estados Unidos y a Occidente.

Activistas de derechos humanos acusan a Raisi, un hoyatoleslam (rango inferior al de ayatolá en el clero chiíta), de haber formado parte, en 1988, de lo que se llamó “panel de la muerte”, que supervisó la ejecución de hasta 5 mil presos políticos.

El iraní ha negado haber estado implicado.

Estados Unidos le impuso sanciones y figura en la lista negra de responsables iraníes considerados como cómplices de “graves violaciones de los derechos humanos”.

La polémica en torno a Raisi va más allá de lo ocurrido en 1988. Como jefe de la autoridad judicial, intensificó la represión de la disidencia. Partidario de la mano dura frente al Movimiento Verde, creado contra la reelección de Mahmud Ahmadineyad en las presidenciales de 2009, declaró en su momento: “Vamos a seguir enfrentándonos a los alborotadores hasta el fin y eliminaremos de raíz la sedición”.

Raisi comenzó su carrera judicial muy temprano: a los 20 años fue nombrado fiscal General de Karaj, cerca de Teherán. Entre 1989 y 1994 fue fiscal General de Teherán; de 2004 a 2014 fue jefe adjunto de la autoridad judicial. Desde 2014 es el fiscal General del país.

Su historial hace temer por una mayor represión de la disidencia en Irán. Casado, con dos hijas ya tituladas, es visto, también, como posible sucesor de Khamenei, quien a sus 82 años es el guía supremo de Irán y quien realmente toma las decisiones en el país.

Palabras clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *