Variante Delta del Covid-19 va camino de ser dominante en el mundo: OMS

Redacción. Eureka Medios. La variante Delta del coronavirus causante de la Covid-19, detectada primero en la India y presente en más de 70 países, va camino de ser la dominante en el mundo debido a su mayor capacidad de transmisión, advirtió hoy la jefa de científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan.

Esta variante «se está volviendo más prominente y dominante en algunas partes y esto es preocupante dada la información que tenemos sobre su transmisibilidad», añadió el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

Los expertos coincidieron en que la situación de la pandemia aún es muy dinámica, debido a las variantes que están circulando, y afirmaron que necesitarán más datos de estudios sobre las diferentes vacunas usadas en cada país para poder determinar su eficacia contra estas nuevas cepas.

La variante Delta es 60% más transmisible que la alfa (detectada primero en Reino Unido), que a su vez era 50% más contagiosa que la cepa original.

Los expertos recordaron que reducir las restricciones de salud pública o declarar una victoria prematura contra la pandemia podría contribuir a la expansión de esta variante.

La propagación de la variante Delta del coronavirus en Moscú disparó este viernes los contagios a una cifra récord en la capital rusa, obligando a tomar medidas para los eventos públicos, como el cierre de la zona para aficionados de la Eurocopa de futbol.

En Moscú se registraron 9 mil 56 nuevos casos de Covid-19 en 24 horas, un récord desde el inicio de la epidemia y el triple del nivel registrado hace menos de dos semanas.

Cerca del 90% de los nuevos casos en la capital rusa se deben a la variante Delta del coronavirus, anunció este viernes el alcalde de la capital rusa, lo que explica la virulencia de la actual ola de la pandemia.

Mientras el país registró 453 nuevas muertes, un máximo desde el 18 de marzo, Moscú lamentó 78, según las cifras del gobierno ruso.

El aumento se imputa a una campaña de vacunación demasiado lenta por la desconfianza de los rusos hacia las vacunas desarrolladas en el país, así como por la ausencia de restricciones durante meses, la aparición de variantes más virulentas y el incumplimiento de las normas de distanciamiento y del uso de mascarillas.

Palabras clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *