La L12 no puede ser reabierta; encuentran más fallas

Redacción. Eureka Medios. El Colegio de Ingenieros Civiles de México recomendó no reanudar el servicio en la Línea 12 del Metro, debido a que se encontraron más deficiencias en soldaduras, fisuras en trabes y filtraciones de agua, principalmente en el tramo elevado que construyó la empresa Carso Infraestructura y Construcción S.A. de C.V. (CICSA) y que colapsó en la estación Olivos el 3 de mayo.

En la inspección física que realizaron al trayecto que está en pie, el coordinador del Comité Técnico de Seguridad Estructural del Colegio de Ingenieros Civiles, Bernardo Gómez González, reportó que 32% de los 11 kilómetros de la ruta aérea, que corresponde a CICSA, presentan fallas calificadas como grado B, es decir, que se deben atender con equipo especializado.

De acuerdo con el dictamen de la revisión, en el tramo de la estación Periférico Oriente a Zapotitlán (8.3 kilómetros) se hallaron soldaduras cuestionables, separación insuficiente de vigas, columnas con fisuras superficiales en columnas, trabes y cabezales, diafragmas desalineados en trabes de acero e inconsistencias en atiesadores horizontales.

También hay elementos de apoyo deformados o con apoyo parcial en neoprenos; diafragmas colocados deficientemente o inexistentes; insistencias por atiesadores horizontales en trabes más cortos que en otras zonas.

El tramo de ICA, que comprende 3 kilómetros de Culhuacán a Calle 11 y de Tlaltenco a la terminal de Tláhuac, no presentó ningún daño con grado B.

Se recomendó como atención prioritaria la revisión de la separación entre el puente vehicular de Periférico y avenida Tláhuac con las columnas del viaducto elevado de la Línea 12, y supervisar el refuerzo realizado en el tramo cercano a la estación Nopalera y la reparación de fisuras y filtraciones de agua.

Por lo anterior, el comité recomendó no reiniciar la operación del tramo elevado de la Línea 12 hasta que se haga la revisión detallada, nivel 2 y 3 en su caso, y se obtenga el informe de vulnerabilidades correspondiente que será en los siguientes meses.

En el tramo subterráneo, de Mexicaltzingo a Mixcoac, el perito en túneles del Colegio de Ingenieros Civiles de México, Francisco Suárez Fino, explicó que no presenta daños estructurales, pero no puede ser reabierto hasta que no se repare el viaducto elevado.

Lo anterior obedece a cuestiones operativas y mantenimiento intensivo que requieren vías y trenes de la Línea 12, el cual se debe “llevar a cabo en los talleres de Tláhuac para cumplir con los niveles de calidad requeridos para dar seguridad a la operación”.

Aclaró que la decisión fue tomada por el Instituto Mexicano del Transporte, del STC, personal del Sindicato del Metro, la Secretaría de Obras, el Instituto de Seguridad para las Construcciones y el Colegio de Ingenieros.

El secretario de Obras y Servicios, Jesús Antonio Esteva Medina, explicó que los miles de usuarios de la Línea 12 tendrán una respuesta inmediata, por lo que ya trabajan con el Comité Técnico de Refuerzo y Rehabilitación para tener un proyecto ejecutivo en un mes, aproximadamente.

Tras el informe de la inspección física, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo que con las empresas constructoras van a establecer una mesa técnica.

Sobre las recomendaciones que realizaron los especialistas, dijo que ya se encuentran bajo atención algunas de las recomendaciones para otras líneas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *