¿Qué sabemos sobre el incidente en una planta nuclear en China que investiga EU?

Redacción. Eureka Medios. Algo no está funcionando correctamente en la planta nuclear de Taishan, ubicada en la provincia de Cantón (China).

La compañía francesa EDF Energy, que es copropietaria de la central junto a China Guangdong Nuclear Power Group, informó que está trabajando para resolver «un problema de rendimiento», luego de que circularon informaciones sobre una posible fuga.

La empresa francesa confirmó que se habían acumulado gases en un componente de la planta y que habían sido liberados deliberadamente.

Un portavoz de la empresa dijo que esto se debía a un problema con las barras de combustible.

«No estamos ante el escenario de un accidente con una fusión del núcleo», dijo a la agencia de noticias AFP un portavoz de EDF que no quiso ser identificado. «No estamos hablando de contaminación, estamos hablando de emisiones controladas».

Las noticias sobre los problemas en la planta de Taishan se empezaron a conocer luego de que CNN informara que el gobierno de Estados Unidos estaba evaluando informes sobre una fuga en esa instalación.

De acuerdo con CNN, la empresa francesa Framatome, que es propiedad de EDF Energy y que diseñó el reactor, había buscado la ayuda de Estados Unidos en relación con una «amenaza radiológica inminente».

La compañía francesa señaló este lunes en un comunicado que «la planta está operando dentro de los parámetros de seguridad».

Por su parte, la empresa China Guangdong Nuclear Power Group negó que estuviera ocurriendo una fuga.

EDF dijo que hubo una acumulación de gases nobles en parte del sistema de enfriamiento del reactor número uno de la planta.

El portavoz no identificado de la empresa dijo a la AFP que el gas se filtró después de que se deteriorara el revestimiento de algunas de las barras de combustible.

Las barras de combustible son tubos metálicos sellados que contienen materiales nucleares utilizados para alimentar el reactor.

Los gases nobles, también conocidos como gases inertes, son un grupo de elementos químicos estables que tienen una reactividad muy baja. A menudo se utilizan en situaciones en las que los científicos no desean reacciones químicas, por ejemplo, en reactores nucleares o iluminación.

De acuerdo con AFP, los gases liberados fueron xenón y criptón.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), la agencia de control nuclear de la ONU, informó que se había puesto en contacto con las autoridades chinas responsables de esta materia.

Las fuentes le dijeron a CNN que el gobierno de Joe Biden había discutido la situación con los expertos del Departamento de Energía y con el gobierno de Francia. Sin embargo, no se creía que la instalación estuviera todavía en un «nivel de crisis».

EDF Energy también anunció este lunes que había convocado una reunión del directorio de la planta.

Por su parte, China Guangdong Nuclear Power Group dijo al medio estatal chino Global Times que la planta nuclear ha operado los reactores estrictamente en cumplimiento con lo previsto en la licencia comercial y en los procedimientos técnicos.

La compañía dijo que todos los indicadores de operación de los dos reactores han estado en línea con las regulaciones de seguridad nuclear y los requisitos técnicos de las plantas eléctricas.

La central de Taishan comenzó a operar en 2018 y es la primera del mundo en contar con un reactor nuclear EPR de nueva generación, que han sido promocionados como más avanzados en seguridad y eficiencia con respecto a los reactores convencionales, al tiempo que producen menos desechos.

La planta de Taishan proporciona energía a las áreas de Cantón y Shenzhen, importantes centros industriales en China.

Esas áreas han enfrentado problemas de escasez de energía en las últimas semanas debido al clima cálido y a que el suministro de energía hidroeléctrica procedente de la provincia de Yunnan ha sido inferior a lo normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *