Israel desoye a EU; mantiene ataques en Gaza

Redacción. Eureka Medios. Pese al llamado del presidente estadounidense, Joe Biden, quien pidió una “significativa desescalada”, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aseguró que la operación militar continuará en Gaza hasta “devolver la seguridad a los ciudadanos de Israel”.

En la que ha sido su cuarta llamada telefónica con Netanyahu desde el comienzo de la violencia, Biden le dijo al primer ministro que esperaba “una desescalada bélica significativa” ayer mismo para abrir camino a un alto el fuego. En un comunicado, la Casa Blanca señaló que Biden y Netanyahu hablaron de los esfuerzos diplomáticos por parte de Estados Unidos y los gobiernos de otros países de Medio Oriente.

Asimismo, abordaron “los progresos de Israel para disminuir las capacidades de Hamas y de otros elementos terroristas”, indica la nota, que marca un aumento de presión hacia el aliado estadounidense.

Sin embargo, no se especifica qué considera Biden “significativo” en su llamado a atenuar el bombardeo de Gaza, que Israel dice está dirigido al grupo militante Hamas. La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, tampoco dijo qué respuesta habría si no ocurriera ningún cambio en las siguientes horas.

Después, Netanyahu dijo que está “decidido a continuar esta operación hasta lograr el objetivo: devolver la seguridad y tranquilidad a los ciudadanos de Israel”. El premier señaló que aprecia el apoyo de otros gobiernos, así como el de Biden, al derecho de Israel de defenderse.

A pesar de las declaraciones de Netanyahu, un líder del buró político de Hamas, Mousa Mohammed Abu Marzook, dijo que esperaba que se logre un cese el fuego en los póximos días. “La ecuación es clara: si ellos escalan, nosotros escalamos. Si ellos dejan de dis- parar a Gaza, nosotros dejaremos de disparar a Tel Aviv”, expresó, según medios israelíes.

En Estados Unidos, congresistas demócratas, incluyendo las representantes Rashida Tlaib y Alexandria Ocasio-Cortez presentaron una iniciativa para intentar prohibir la venta de armas a Israel. Aunque es poco probable que el proyecto tenga éxito, demuestra las tensiones entre los demócratas ante el conflicto palestino-israelí. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *