Sin freno, Israel arrecia violencia en la Franja de Gaza

Redacción. Eureka Medios. Los ataques seguirán con toda la fuerza. Así lo aseguró el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, durante una jornada que dejó 42 palestinos muertos, la cifra más alta desde el inicio de la escalada militar contra Hamas. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunió para evaluar la situación, sin lograr algún avance. 

Netanyahu dijo: “Seguiremos actuando el tiempo que sea necesario, hasta que se restablezca la calma (…) Tomará tiempo”.

De acuerdo con funcionarios en Gaza, 42 personas, entre ellas 16 mujeres y 10 niños, murieron en la ola de bombardeos que Israel lanzó en las primeras horas del domingo. Desde que inició este nuevo ciclo de violencia, el pasado 10 de mayo, suman 197 muertos en Gaza, incluyendo 58 niños y 34 mujeres. De acuerdo con el Ministerio de Salud de Gaza, hay además mil 235 lesionados. Tres convoyes con 263 palestinos heridos fueron trasladados a Egipto: “No he visto semejante nivel de destrucción en mis 14 años de trabajo”, comentó Samir al-Khatib, funcionario de rescates en Gaza. “Ni siquiera en la guerra de 2014”.

Varias explosiones hicieron estremecer la ciudad de Gaza durante 10 minutos. Los ataques fueron más intensos en una área más extensa y duraron más que los bombardeos de ayer.

En Israel, 10 personas han perdido la vida, entre ellos un niño y un soldado, y hay 282 heridos por los disparos de cohetes palestinos. De acuerdo con el ejército israelí, Hamas ha lanzado más de 3 mil 100 cohetes desde hace una semana, el mayor ritmo jamás disparado hacia suelo israelí. La mayoría fueron interceptados.

Anoche, de nueva cuenta volvieron a escucharse las sirenas en las localidades israelíes de Ashkelón y Beersheba. Horas antes, un proyectil alcanzó una sinagoga en Ashkelón, poco antes del inicio del feriado judío de Shavuot. 

En tanto, Sally Buzbee, directora editorial de The Associated Press exigió una investigación “independiente” del ataque contra el edificio donde la agencia noticiosa tenía sus oficinas, en Gaza, al igual que Al-Jazeera, y que quedó reducido a escombros.

Netanyahu aseguró que en el edificio operaba inteligencia militar de Hamas y declaró que la evidencia fue compartida por la ingeligencia israelí “a nuestros amigos de Estados Unidos”. Ni la Casa Blanca ni el Departamento de Estado comentaron si algún funcionario estadounidense ha visto esas pruebas: “Es un blanco completamente legítimo”, declaró Netanyahu al programa Face “The Nation” de CBS.

En la reunión virtual del Consejo de Seguridad de la ONU, el secretario general, António Guterres, afirmó que “este insensato ciclo de derrame de sangre, de terror y destrucción, debe cesar inmediatamente”. Afirmó temer que la violencia “desate una incontrolable crisis” en la región. Sin embargo, no se logró adoptar una declaración común debido, según diplomáticos, al bloqueo de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *