Reino Unido continúa desconfinamiento; pide responsabilidad ante variantes del Covid

Redacción. Eureka Medios. Cenar en el interior de un restaurante o ver un partido de fútbol en el estadio vuelven a ser posibles en Inglaterra, que este lunes inició una nueva etapa de desconfinamiento pese al temor por el avance de la variante india del coronavirus.

Con más de 127 mil 600 muertos por la pandemia, el Reino Unido, país más golpeado de Europa, vio su situación sanitaria mejorar considerablemente tras un estricto confinamiento durante el invierno y una campaña de vacunación masiva.

Pero el avance de la variante india, sobre todo en el noroeste de Inglaterra, amenaza con ensombrecer las perspectivas y podría llevar a modificar la siguiente y última etapa del desconfinamiento, prevista el 21 de junio, cuando todas las restricciones debían levantarse.

Al tiempo que pedía prudencia a los británicos, el primer ministro Boris Johnson afirmó que por el momento no hay motivos para cambiar la hoja de ruta, con la reapertura de pubs y restaurantes a cubierto -las terrazas reabrieron en abril-, hoteles, museos, salas de espectáculos y estadios con hasta 10 mil espectadores. 

Prohibidas durante muchos meses, las reuniones en casa vuelven a estar permitidas, pero limitadas a seis personas o dos hogares como máximo.

También vuelven a estar autorizadas las vacaciones en el extranjero, aunque sólo unos pocos destinos están exentos de la cuarentena al regreso, entre ellos Portugal, Israel y Gibraltar. 

En Inglaterra, Gales y la mayor parte de Escocia, con excepciones como la ciudad de Glasgow, es posible tomar una cerveza dentro de un bar y comer en un restaurante, un alivio dadas las inclemencias del tiempo de las últimas semanas.

El número de casos atribuidos en el Reino Unido a la variante B1.617.2, detectada inicialmente en India, se ha más que duplicado en una semana, a más de mil 300 contagios en los últimos siete días.

En lo inmediato, para detener su avance, se reforzó la detección en las zonas afectadas y se redujo el intervalo entre las dos dosis de vacunación de 12 a 8 semanas para personas de más de 50 años.

El ministro de Sanidad, Matt Hancock, señaló que «hay un fuerte grado de certeza» de que las vacunas son eficaces contra esta variante.

Desde el inicio de la campaña de vacunación, en diciembre, más de 36 millones de personas han recibido la primera dosis, y unos 20 millones ya están con la pauta completa, cerca de 40% de la población adulta. El gobierno espera haber aplicado al menos la primera dosis a todos los adultos para fines de julio.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, del opositor Partido Laborista, pidió al ejecutivo «flexibilidad» en su campaña de vacunación, actualmente a los mayores de 38 años, para poder vacunar a los más jóvenes que viven en zonas afectadas por la variante india.

Muy criticado por haber reaccionado tarde al inicio de la pandemia en 2020, el gobierno de Johnson defendió el domingo no haber endurecido más rápidamente las restricciones a los viajes desde y hacia India.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *