ONU sobre crisis climática: “Al borde del precipicio”

Redacción. Eureka Medios. “Estamos al borde del precipicio”, advirtió el secretario General de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, al presentar, ayer, del informe anual sobre el Estado Global del Clima 2020, de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Este 2021 debe ser el año del gran combate contra el cambio climático, pidió Guterres, “cuyas repercusiones ya son demasiado costosas para los pobladores del planeta”. La advertencia se produce en vísperas del inicio, este jueves, de una cumbre sobre el clima propuesta por el presidente estadounidense Joe Biden.

Las naciones “deben actuar ya para proteger a las poblaciones contra los efectos desastrosos del cambio climático”, dijo Guterres, el informe, en el que además colaboraron otros organismos internacionales, confirmó los datos anticipados en diciembre, según los cuales 2020 fue uno de los tres más calurosos de los que se tiene registro, junto a 2016 y 2019, aunque la pandemia por Covid-19 relajó la actividad industrial.

La temperatura media mundial en 2020 fue aproximadamente 1.2 grados centígrados superior a los niveles preindustriales (1850-1900), y ello pese a que en el pasado año se produjo el fenómeno de La Niña, que suele contribuir a un enfriamiento de las temperaturas. Las concentraciones de los principales gases de efecto invernadero: dióxido de carbono, metano y óxido nitroso, aumentaron.

Según la OMM, la concentración de bióxido de carbono en la atmósfera ya supera las 410 partes por millón, lo que supone un aumento de 0.53 % con respecto a las mediciones publicadas hace un año, y se teme un incremento de hasta 0.9% en 2021.

El informe de la agencia de la ONU recordó que muchas latitudes registraron el año pasado temperaturas récord, comenzando por los 54.4 grados registrados el 16 de agosto de 2020 en el Valle de la Muerte (California, Estados Unidos), la cifra más alta de la que se tiene conocimiento en el mundo en los últimos 80 años.

El aumento del nivel de los mares se acelera, igual que el almacenamiento del calor y la acidificación de los océanos, lo que disminuye la capacidad de éstos de moderar el cambio climático, el informe aludió al derretimiento de la banquisa en el Ártico y el número sin precedentes de 30 tormentas ciclónicas en el Atlántico, con más de 400 muertos y daños por 41 mil millones de dólares, las olas de calor extremo, las graves sequías y los incendios de bosques también provocaron enormes pérdidas.

Palabras clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *