Nuevas variantes del Covid-19 inquietan a Brasil

Redacción. Eureka Medios. Además de la variante del coronavirus P.1 de Manaos y la P.2 de Río de Janeiro, los científicos estudian la aparición de más variantes del Covid-19 en Brasil y alertan de la posibilidad de que surjan otras más resistentes, si continúa el actual ritmo vertiginoso de contagios en el país. 

La alta incidencia del SARS-CoV-2 amenaza con convertir a Brasil en un «granero» de nuevos linajes del virus causante del Covid-19, que ya ha dejado más de 370 mil muertes y casi 14 millones de infectados en el país. 

Datos de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), centro de investigación médica de referencia en Latinoamérica, indican que en Brasil se han detectado, en algún momento de la pandemia, 92 variantes de las más de 900 descritas hasta ahora en todo el mundo. 

De ese casi centenar, al menos son dos de origen brasileño y han ganado destaque internacional, P.1 y P.2, y además se investiga una tercera que podría llegar a llamarse P.4. 

La que más preocupa ahora es la surgida a finales de 2020 en Manaos, capital del estado de Amazonas, y de la que se sospecha que está detrás del ‘tsunami’ de infectados y muertes que asola al país. 

La P.1 tiene 17 mutaciones diferentes, es hasta 2.4 veces más transmisible y puede escapar de los anticuerpos generados en infecciones previas, según un estudio publicado esta semana en la revista ‘Science’. 

Ya está presente en 52 países. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha incluido en el grupo de las «variantes de preocupación», en el que también figuran la británica (B.1.1.7) y la sudafricana (B.1.351). 

También hay otra clasificación con «variantes de interés», menos alarmantes, donde por ejemplo se encuadra otra identificada inicialmente en Río de Janeiro y denominada P.2. 

La P.3 emergió en Filipinas y ahora un grupo de científicos del Instituto de Ciencias Biológicas de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG) ha encontrado otra posible nueva variante en la zona metropolitana de Belo Horizonte, sureste de Brasil.

Algunas de esas alteraciones se han producido en zonas críticas del coronavirus que también mutaron con las variantes P.1, la británica y la sudafricana, todas ellas más infecciosas, según explicó Pedra. 

Sin embargo, aún desconocen los efectos biológicos de esas mutaciones inéditas encontradas en Belo Horizonte. Si identifican tres muestras más con las mismas características ya se podría catalogar como un nuevo linaje. 

Al final, determinaron que era un caso de la cepa sudafricana, inédita hasta el momento en Brasil, Sabbaga cree que pudo llegar a través de alguien que tuvo contacto con ese linaje en Europa y viajó posteriormente a Brasil. 

Levi, virólogo también del laboratorio DASA, afirmó que hasta ahora nadie encontró «mutaciones adicionales sobre la P.1», aunque ya hay alguna sospecha de ello. 

«El temor que tenemos es que la P.1 desarrolle ahora mutaciones de resistencia a la vacuna», declaró. 

A su juicio, la alta incidencia del coronavirus en el país, con un promedio de 65 mil contagios diarios, unida a la lenta campaña de vacunación, con la gran mayoría de los 33.5 millones de vacunados con apenas una dosis, supone un «escenario ideal» para ello. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *