Policía mata a menor en Chicago

Redacción. Eureka Medios. Justo cuando no se necesitaba más fuego para atizar las llamas, la muerte de un niño hispano a manos de un policía, en Chicago, avivó la indignación, a unos días de que se conozca el veredicto en el caso del afroestadounidense George Floyd, en Minneapolis.

Adam Toledo, de 13 años, perdió la vida la madrugada del 29 de marzo por un disparo en el pecho. Aunque el caso tiene poco menos de un mes, ayer se dio a conocer el video de la cámara que llevaba el oficial que disparó, Eric Stillman, donde se escucha a éste perseguir al menor mientras le grita: “¡Detente, detente en este maldito momento!”.

Luego, un nuevo grito, mientras Adam sigue corriendo: “¡Las manos. Enséñame las malditas manos. Tírala!”. Adam ya estaba parado y levantando las manos cuando el oficial dispara al pecho y el niño cae al suelo, junto a una cerca. El oficial corre hacia él y pide una ambulancia: “Perdóname, ¿estás bien?”, le pregunta al niño, que muere en el lugar.

Durante el video, no se alcanza a ver que el niño traiga alguna arma en las manos, pero la policía asegura que sí y cuando Adam ya está en el suelo, el agente ilumina con su lámpara una pistola cerca de donde estaba el menor.

La policía acudió por una alerta de tiroteo al vecindario de Little Village, predominantemente latino y afroamericano. Adam estaba con un hombre de 21 años identificado como Rubén Román, quien habría hecho los disparos. Román está detenido y las autoridades buscan averiguar quién le dio la pistola a Adam.

Pero la abogada de la familia Toledo, igual que muchos en la comunidad, señalan que si tenía o no un arma, es irrelevante. “Si la tenía, la arrojó. El agente le dijo que mostrara las manos, él hizo caso. Se dio la vuelta”, señaló la abogada Adeena Weiss-Ortiz.

El caso ya había desatado protestas y reclamos de que se difundiera el video, pero la policía alegaba que no lo hacía por estar implicado un menor. Finalmente, reviró.

El video sale a la luz justo cuando en Minnesota el juicio contra el expolicía Derek Chauvin por la muerte del afroestadounidense George Floyd, en mayo de 2020, está por llegar a su fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *