¿Otra vez Villalpando?

Rafael Hernández Villalpando, fue rector de la Universidad Veracruzana en el año de 1992, pero antes fue alcalde de Xalapa, les cuento que fue el primer munícipe, emanado de la oposición y su mandato fue del año de 1998 al 2000.

Honestamente mis chulos, de Villalpando solo he escuchado repetidamente, la anécdota aquella de que en su mandato, se enfrentó con el entonces gobernador Miguel Alemán Velasco y que en un arrebato de ira, le vació un camión de basura, en la acera de Palacio de Gobierno; por ello es que hice uso de San Google, para saber más de su persona. 

¡Sorpresa la mía!, cuando lo más significativo que encontré de nuestro digno candidato y diputado federal, fue el evento aquel, en el verano del 2007, en donde supuestamente el señor habría sido levantado, en la antigua carretera a Coatepec, por cuatro hombres que se lo habrían llevado en una camioneta de doble cabina, con rumbo desconocido.

Ese mismo día mas tarde, al señor Villalpando, sus captores lo dejaron abandonado en la colonia Mártires de Chicago, luego de ser golpeado y amenazado con la consigna de dejar la política; desde ahí, contó el mismo; desangrándose y al borde de la muerte, caminó hasta al parque de los Berros, en donde se encontró a su amigo el doctor Blázquez, quien lo llevó al Hospital Civil.

En el hospital sus asistentes organizaron una rueda de prensa, para contar su versión de los hechos, en su declaración Hernández Villalpando, acusó a Reynaldo Escobar, en aquel entonces Secretario de Gobierno y al entonces diputado, Alejandro Montano, de ser los autores intelectuales de su atentado, por ello hizo un exhorto al gobernador Fidel Herrera, garantizar su seguridad, la de su familia y como pedir no empobrece, aprovechó para pedirle la renuncia a Reynaldo Escobar, ¡Juímonos!.

De aquello, solo quedó la leyenda urbana, ni Reynaldo renunció, ni Montano compareció y Fidel Herrera muy a su estilo, contó a quien se dejó, su propia versión de los hechos, una versión que por supuesto desternilló de la risa a más de cien.

Bueno mis chulos, ese señor fue el que ganó la diputación federal en 2018 y ganó como Miguel Bosé, “Casi sin querer”, debido a que se montó en la ola obradorista, así fue que se atrincheró en la Ciudad de México, desde entonces.

 ¿Qué hizo en todo ese tiempo en favor de los xalapeños?, nadie lo sabe, de vez en cuando llegaban noticias suyas y se filtraban rumores, entre reporteros y columnistas; contaban que sucedería a Eric Cisneros Burgos, porque la última fechoría de don Patochi, si que les habría colmado la paciencia a ya saben quien, jamás pasó; también filtraron el rumor aquel, de que luego de los dos años de rigor, el ingeniero García Jiménez, pasaría a mejor vida en el Gabinete Federal y Hernández Villalpando, ocuparía su lugar, ya pasaron los dos años y yo veo al gobernador más asentado y firme que nunca.

Ni en lugar de don Patochi, ni en la silla de don Cuitláhuac, vaya lo único que ocurrió, es que el señor señor se tuvo que habilitar en candidato, para a su edad y con ese cinismo tan característico de los políticos de su generación, salir a pedir el voto, en mitad de una pandemia y con la mochila vacía de logros, en beneficio de la ciudadanía xalapeña. 

Cosas de la vida y menudencias

Ayer salió ese señor Nemi Dib, en un ataque de ansia viva de reflector, a llorar ante las cámaras, reviviendo todo aquello de su detención, su juicio y el fallo a su favor; bien haría en replegarse y llevar una vida tranquila, no le vaya a dar un ataque de ansia viva a don Patochi y cargue con él, alegando ultrajes a la autoridad, su performance en estos momentos, está de más. 

Así las cosas mis hermosos, disfruten su fin de semana.  

Palabras clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *