La última y nos vamos

El 18 de marzo de 2020, ocurrió el primer deceso por COVID 19 en nuestro país, para el 19 de noviembre del mismo año, nueve meses después, llegamos a 100 mil muertos, cuatro meses más tarde acumulamos otros 100 mil muertos, es decir ayer habríamos superado los 200 mil muertos por COVID 19 en nuestro país, ¿Qué nos espera luego de la semana mayor?. 

El padre José Manuel Suazo Reyes, vocero de la arquidiócesis de Xalapa, ha dicho que la Semana Santa, se celebrará sin eventos masivos; no habrá procesiones, ni Viacrucis y menos Procesión del Silencio, las misas serán con un máximo del 40 por ciento del aforo, los eventos serán mayormente virtuales y habrá caravanas de vehículos, no da para más. 

Los centros vacacionales, supongo no estarán a reventar por la crisis económica, pero tendrán algún repunte en su ocupación, y es que nadie aguanta ya seguir encerrado, pero no queda de otra. 

Los centros escolares, seguirán cerrados hasta quien sabe cuando, pero muchos padres de familia y autoridades, aluden ya, problemas de salud pública por el encierro, y es que ya son muchos los muchachitos que quieren tirar la toalla, sobretodo los más pequeños, de la deserción escolar en el estado, mejor ni hablar.

La depresión en estos tiempos de pandemia, ha significado un problema real, para muchas personas, pero en nuestro sistema de salud pública, ni siquiera están contempladas las enfermedades mentales, así que personal médico, especializado en salud mental, no hay en nuestro país, muy austero todo aquí. 

¡Una pena! y luego de la Semana Santa, vienen campañas, a ver cuántos muertos más se acumulan.

Cosas de la vida y menudencias

Se mueven ya los precandidatos, por el estado de Veracruz, todas las siglas partidistas muestran sus puntos fuertes, pero son 12 partidos y con unas campañas tan atípicas como estas, quien sabe que nos deparará el destino. 

Ayer en la conferencia de prensa de Palacio de Gobierno, cuestionaron al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, en referencia al delito de ultrajes a la autoridad, si con esto no se le considera delincuente a los ciudadanos; el primer mandatario respondió, que los represores fueron Miguel Ángel Yunes Linares y Duarte, él no.

Hasta ahora, organizaciones de derechos humanos, colectivos y activistas han alertado que el delito de ultrajes a la autoridad, rechazado por organismos internacionales; abre la puerta para la detención arbitraria de ciudadanos, periodistas, activistas y defensores de derechos humanos, sin motivo alguno; el primer mandatario estatal defiende su decreto, sin embargo resulta extraña su postura, habiendo sido García Jiménez, uno de los más aguerridos defensores de un montón de causas, circulan por internet muchas imágenes de su participación en marchas y mítines. 

En fin, que siendo gobernador no le queda de otra, más que defender sus decisiones, el hombre dejó de ser aquel, para convertirse en la autoridad, pésele a quien le pese. 

Y con esta nos vamos a descansar, nos leemos el 5 de abril mis chulos, que tengan una linda semana mayor, llena de salud y esperanza. 

Palabras clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *