Prensa británica, dividida tras acusaciones de Meghan Markle

Redacción. Eureka Medios. La prensa británica, formada por periódicos considerados «serios» y los populares sensacionalistas, se muestra dividida ante las acusaciones de racismo de los duques de Sussex, entre los que niegan que exista esa lacra y los que instan a combatirla.

El debate sobre el papel de los medios se ha intensificado tras la entrevista concedida por Enrique y Meghan Markle a Oprah Winfrey en Estados Unidos, cuando afirmaron que emigraron del Reino Unido en parte para escapar de los ataques periodísticos difamatorios y racistas.

La pareja también reveló que un miembro de la familia real planteó al príncipe su preocupación por el tono de piel que iba a tener su hijo, Archie, antes de que naciera y la exactriz confesó que se sintió tan maltratada que pensó en suicidarse -acusaciones que el Palacio de Buckingham dice que investiga.

Las directoras de tres importantes periódicos británicos -el progresista «The Guardian», el empresarial «Financial Times» y el digital «HuffPost UK»- se han distanciado en sendos mensajes de un comunicado emitido el lunes por la Sociedad de Editores (que agrupa a directores de diarios), que consideraba «inaceptable» la acusación de Markle de que había recibido un tratamiento hostil.

Después de la entrevista con Winfrey, la prensa sensacionalista y conservadora se ha posicionado en general a favor de la monarquía, mientras que otros medios se plantean qué lecciones se pueden aprender.

Por otra parte, el martes dimitió de su programa en ITV el famoso y controvertido periodista Piers Morgan, que recibió miles de quejas de espectadores tras afirmar que «no creía ni una palabra» de las declaraciones de Meghan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *