En Xalapa, sociedad sensible al cuidado ambiental

Ciudadanía organizada y gobiernos han trabajo de forma constante por el rescate del río Sedeño

Xalapa, Ver.- Durante más de 20 años, con la colaboración de los gobiernos y la sociedad, en Xalapa se ha trabajado en el rescate del río Sedeño y se ha hecho conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, afirmó el presidente del Comité de Cuenca del Río Sedeño y de la asociación civil Desarrollo Sustentable del Río Sedeño-Lucas Martín, Francisco Rafael Vázquez Ávila.

Tras reconocer el interés de la administración municipal por apoyar a las organizaciones civiles que luchan por rescatar sus ríos, sostuvo que el Sedeño se ha convertido en un afluente sano, ya que diversas especies marinas, como las truchas, han reaparecido.

“Este río en los años 90 aún llegaba limpio a la ciudad de Xalapa; después se convirtió en un basurero. Tenía descargas de drenaje, la gente tiraba sus residuos sólidos y también animales muertos y trastes. Esta ha sido una larga tarea, se hicieron estudios, proyectos de drenaje sanitario, se hizo una planta de tratamiento, se ordenó todo eso y ya es un espacio limpio”.

Destacó que tras lograr la limpieza del río, vecinos de la colonia Cerro Colorado también han demostrado interés por sanear el Carneros. Esto, agregó, significa que hay una fuerte sensibilización entre la sociedad por recuperar los lugares con riqueza natural en la ciudad.

Cabe señalar que con una inversión de 2.5 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fortamun-DF), en 2019 se construyó el Parque Lineal Río Sedeño, que cuenta con más de 5.5 kilómetros de camino y espacio natural.

La obra tuvo tres puntos de intervención: el acceso al parque lineal, donde se instaló reja de acero, muro curvo y se edificaron banquetas; el Módulo Quetzalcalli, donde se construyó la plaza de acceso, un kiosko, baños secos, cilindros composteros, una bodega, una cocina con estufas Lorena, un sistema de captación de agua, así como dos invernaderos; y el parque urbano, que ahora cuenta con andador, así como con juegos infantiles y lúdicos.

“Con esta administración también se construyó en el lugar el Centro Comunitario de Agroecología, donde impartimos talleres sobre el manejo de los desechos y concientizamos sobre una vida sana. También hay un espacio de juegos de madera. Esta Área Natural Protegida ha sido rescatada”.

Por último, expuso que para transitar hacia una ciudad más verde y amigable, la sociedad debe reconciliarse con la naturaleza, en beneficio del espacio social y la vida colectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *