El pequeño que recurre al trueque para comer ante pandemia

México, 30 May (Notimex).- Luis Ángel, de 11 años de edad, vecino de Los Reyes La Paz en el Estado de México, decidió venir a la Ciudad de México para cambiar sus juguetes y libros por despensa. Apenas le alcanza para comer tortillas con sal.

El muchacho dice que de grande quiere ser militar; ahora está en quinto año de primaria, pero ante la necesidad de mantener a su madre decidió publicar en redes sociales que cambia sus juguetes por despensa. Su mamá se quedó sin trabajo por la pandemia de coronavirus.

«No teníamos para comer y un día sólo comíamos tortilla con sal, por lo que decidí ayudar a mi mamá, intercambiando mis juguetes por despensa por el coronavirus y la falta de empleo de mi mamá», expresa.

Luis Ángel pide a la gente que vaya este fin de semana y la siguiente semana al cruce de avenida Cuauhtémoc y Frontera, y así cambiar sus cosas para comer dignamente.

«Si quieren venir a ayudarme y se llevan un juguete o un libro todo el fin de semana vamos a estar y la otra; traigo libros, juguetes, carros, dinosaurios y muñecos para intercambiar por comida», comentó mientras acomodaba sus cosas para el trueque.

Luis Ángel y su mamá se ubican sobre la avenida Cuauhtémoc y Frontera, en la colonia Roma, frente a la estación Hospital General del Metrobús, en un horario de 17:00 a 20:00 horas, según el clima.

«Yo le quiero pedir al presidente Andrés Manuel López Obrador a que me ayude a mí y a mi mamá, con despensas y recursos para que podamos sobrevivir» durante esta contingencia sanitaria, además de que «me ayude a cumplir mi sueño de ser militar», externó con una sonrisa al ver cómo ciudadanos acudían a apoyarlo con despensas y juguetes.

Por su parte Susana Martínez, madre de Luis Ángel, dijo sentirse orgullosa de su hijo por ayudarla a sostenerse económicamente.

Desde hace más de seis meses no cuenta con un trabajo; antes se dedicaba a la venta de gelatinas y flanes en Los Reyes La Paz, en el Estado de México, sin embargo la falta de venta por el programa nacional de Sana Distancia provocó que su negocio quebrara.

Palabras clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *