Y si no puedo pagar ¿qué hago?

Por Teresa Carbajal

A partir del 20 de abril se encuentran abiertas nuestras líneas telefónicas de manera permanente para todo aquel que tenga créditos pendientes y no pueda pagarlos o sufra de cobranza abusiva por falta de ingresos.

Desde entonces en el 2281668005 y 2281148502 hemos recibido múltiples llamadas de personas que nos plantean inquietudes y dudas sobre lo que puede pasarles a ellos o a su patrimonio en caso de no pagar la mensualidad de créditos contratados de manera previa a la pandemia que cambio para todos la forma de vivir y afrontar la vida.

Uno a uno hemos ido encontrando la solución idónea a cada caso, dependiendo de la capacidad de pago, acreedor, monto de la deuda y demás características del crédito; pues las circunstancias son variadas, y algunos simplemente no se completan con la mensualidad de su pago.

Algunos otros ya caídos en cartera vencida desde antes de la declaratoria de emergencia, y en algunos casos hasta con convenios judiciales por cumplir… lo cierto es que ya sea judicial o extrajudicial, la cobranza no se detiene y menos en estos momentos en donde bancos, financieras y entidades comerciales están ávidos de recuperar sus adeudos para tener liquidez.

Por otra parte, pareciera que el endeudamiento es la única solución que nos ha planteado el gobierno para enfrentar la crisis, y sin ánimo de entrar en polémica la realidad dará la razón a quien la tenga, tan es así que lo que se ofrece como ayuda, son créditos, o microcréditos ¡al fin deuda!

Ante estos dos actores y factores principales (cobranza y oferta de créditos), resulta no solo necesario sino imprescindible contar con asesoría adecuada antes de tomar una decisión bajo presión y de manera desesperada, que pueda dejarnos peor que como estábamos antes de que nos quedáramos sin ingresos.

Lo digo, lo reitero y para muestra expongo un ejemplo, el día de ayer Sistema de Crédito Automotriz (SICREA) abrió un área especial de atención para los casos que en el Barzón le hemos estado planteando, uno de los primeros frutos de ese diálogo fue lograr que nos aceptaran una parcialidad de la mensualidad sin generar recargos en un asunto en donde existía ya una sentencia judicial.

Se trataba de un taxista (giro principal de los clientes de esa empresa) que por evidentes razones se vio afectado en sus ingresos diarios, disminuyendo su capacidad de pago; quien se acercó a nosotros a pedir orientación sobre qué hacer para no incumplir el convenio, pues la única opción que tenía era acudir a un agiotista que le pedía las escrituras de su casa para garantizar el préstamo y la firma de un pagaré con intereses inmorales.

Resulta que su hijo le pidió que llamara al Barzón y recibiera asesoría antes de “empeñarse” con el agiotista.

Ahora y desde siempre ¡el Barzón en pie de lucha para defender el patrimonio familiar!

Visite  www.elbarzonrc.org Contacte elbarzonrc@nullyahoo.com.mx, O sígame en @terecarbajal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *