Totonacas comparten sus conocimientos y preservan la cultura ancestral

Papantla, Ver., 13 de marzo de 2020.- Combinar la cultura occidental y originaria es una de las características del Festival Cumbre Tajín, Epifanio Hernández García, coordinador de la Casa de la Palabra Florida “está comprobado que los niños aprenden mejor jugando, y no sólo ellos, sino visitantes de todas las edades se divierten conociendo el Tononaku o totonaco, como prefieren quienes aún se les dificulta la lengua”.

Epifanio estudió etnolingüística y se dedicó a aleccionar a menores que cursaban la escuela primaria hasta que fue convocado a instruir a profesores para que los conocimientos del Totonacapan se difundan, “esto es hermoso porque preservamos y mantenemos viva la cultura, hacemos que no se extinga”.

En el Parque Temático Takilhsukut, también imparten el taller de Danza Tradicional por el grupo de Moros y Cristianos, conformado por un tamborista, un flautista y un danzante que luce el traje tradicional. Desde pequeños aprendieron de sus padres y abuelos esta expresión y ahora transmiten sus habilidades al mundo a través de Cumbre Tajín. “Es una felicidad danzar y más darla a conocer, porque todos disfrutamos y lo más importante, nuestra cultura prevalece”.

Las mujeres de igual forma son protagonistas de este Festival, 38 de ellas dan el taller de Alfarería Tradicional y moldean piezas diversas, entre ellas destacan los enseres de cocina. La coordinadora de esta casa, Amada Simbrón Pérez destaca esta labor porque quienes comparten estas experiencias con los invitados, debido a que tradicionalmente, ellas fabricaban sus vajillas y utensilios de cocina.

“Para la mujer totonaca era necesario modelar su vajilla para la cocina, porque no existía el plástico, peltre o aluminio como en la actualidad”; Simbrón Pérez agregó que de igual forma influía que en el pasado transportarse a la ciudad era difícil e implicaba mucho tiempo. Refirió que desde los 12 años tenían que aprender a moldear hasta llegar al matrimonio, que podía ocurrir partir de los 25 años, pues se suponía estaban maduras y conocían de quehaceres de cocina.

Este año bajo el lema “Ven a despertar”, Cumbre Tajín tiene como objetivo que cada visitante estimule sus sentidos y en un juego muy sencillo como “Tira, pega y encuentra tu don”, con arco y flecha derribas un fantasma de color para develar una tarjeta oculta que muestra un animal y un número, posteriormente, de acuerdo a las habilidades de la especie, el abuelo interpreta cuál es la aptitud que los representa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *