Mi esposa quiere el divorcio porque no tengo dinero: maestro veracruzano

Juan David Castilla. Xalapa, Ver.- Al maestro Santiago Martínez García le pidieron el divorcio porque no tiene dinero para el sustento de su familia. Desde hace siete meses, el señor, de unos 50 años, no ha recibido el pago de su quincena. Tampoco le depositaron su aguinaldo en diciembre pasado.

Está muy endeudado. Debe más de 86 mil pesos al banco. Sus ojos se ponen vidriosos cuando recuerda que su esposa quiere dejarlo.

“Mi esposa ya tiene las maletas listas para divorciarse de mí. He estado consiguiendo dinero para comer”, relata Santiago.

Iba por ahí de tienda en tienda, pidiendo fiado. Pero en todos lados comenzaron a rechazarle los créditos. “Los tenderos ya no me fían, porque no tengo para pagarles y ya se dieron cuenta”.

TRISTE VERDAD

Don Santiago tiene cinco hijos y cuatro de ellos dependen directamente de él; dos están en la Universidad Veracruzana (UV).

Otro de sus hijos cursa la preparatoria y, el más pequeño, va a la primaria.
Su otra hija tuvo que abandonar sus estudios superiores para trabajar y apoyar económicamente a su familia.

“Ella se independizó, por lo mismo, tuvo que trabajar y se salió de la Universidad. Esa es mi triste verdad”.

Sus hermanos y otros parientes tuvieron que hacerse cargo de sus hijos.
“Ellos mantienen a mis hijos, pero ya me han dicho que cuándo les voy a pagar”.

El docente labora en el municipio de Tlaltetela. Allí, atiende a 58 personas, sobre todo adultas mayores. Les brinda asesorías teórico-prácticas en los niveles de primaria y secundaria.

CASI 30 AÑOS DE SERVICIO

Lleva 29 años y siete meses al servicio de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV).
Martínez García depende del programa Misiones Culturales de la dependencia mencionada.

El maestro y otros dos de sus compañeros, que se encuentran en la misma situación, decidieron alzar la voz por la falta de pagos.

Desde la mañana, se plantaron en Plaza Sebastián Lerdo de Tejada para iniciar una huelga de hambre.

El Sol arreciaba sobre la explanada, frente a Palacio de Gobierno. Quemaba la piel. La sensación térmica era de al menos 29 grados centígrados.

Los docentes no tenían monedas ni para comprar algunas botellas con agua e hidratarse. Por fortuna, otros catedráticos que iban pasando por el lugar, regalaron agua a los huelguistas.

La clave federal de Santiago sigue trabada en la SEV. No hay fecha de pago. Mientras tanto, ya sufrió la desintegración de su familia.

Palabras clave

Comentarios

  1. Como les pagan a «jovenes construyendo el futuro» _Nini, y a este señor que hece un exelente trabajo, no pueden!
    ¡Me decepcionas Mexico!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.