El fraude de AXA, Quálitas y MAPFRE

Juan David Castilla/Xalapa. MAPFRE, AXA y Quálitas son algunas de las empresas de seguros más señaladas como “fraudulentas” en la entidad veracruzana.
Estas aseguradoras han hecho todo lo posible para deslindarse de sus responsabilidades cuando algunos de sus clientes se ven afectados por algún siniestro.
En algunos casos, deciden no apoyar e “inventan” argumentos sin sentido para defender su postura.
En otras situaciones, ofrecen una ayuda irrisoria a los asegurados, lo que resulta inaceptable para quienes firmaron un contrato y pagan una cuota mensual por los servicios.
El trato de las aseguras con sus clientes también ha sido malo, pues cuando se requiere una respuesta oportuna, el trámite puede tardar meses y hasta años.
Han sido varios los casos en que las aseguradoras no se han hecho responsables en siniestros.
Algunas familias se han quedado desamparadas por la muerte de sus seres queridos.
La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) han recibido quejas contra las aseguradoras.
Sin embargo, su labor es meramente conciliatoria y no proceden de ninguna manera para que dichas empresas asuman su responsabilidad.
Incluso, autoridades de Condusef recomiendan a los clientes que procedan de manera legal contra las aseguradoras, pero advierten que el juicio es costoso por los peritajes que deben realizarse.
 
“QUÁLITAS Y SUS CANTIDADES IRRISORIAS”
Una tragedia ocurrió el pasado martes 21 de enero. Un camión torton que transportaba material de construcción se quedó sin frenos sobre la calle Zaragoza de la cabecera municipal de Ixhuacán de los Reyes.
Como resultado de este accidente, dos personas fallecieron.
Familiares afectados denunciaron dilación de la asegurada Quálitas.
Al menos tres viviendas resultaron afectadas: una fue catalogada como pérdida total y otra con daños parciales.
Además, tres vehículos resultaron pérdida total y cuatro con daños parciales.
Las trece familias afectadas por estos hechos, denunciaron a este medio de comunicación que Quálitas pretende pagarles cantidades “irrisorias” por sus pérdidas, mismas que son menores a los costos de reparación de casas y vehículos afectados.
“Por ejemplo -dijo uno de los afectados- de un automóvil que fue pérdida total quieren pagar 15 mil pesos aproximadamente”.
Los vehículos que fueron pérdida total eran utilizados como medio de transporte para comercializar los productos que ellos elaboran y que es su medio de supervivencia.
La gente no tiene la certeza de que la aseguradora haya cubierto los gastos funerarios de las dos víctimas.
La gente ha hecho un llamado a las autoridades competentes y la misma aseguradora para que sean más flexibles y cubran los gastos conforme a lo que establece la ley.
Las personas solo quieren continuar con su vida y, después del accidente, no han podido trabajar por falta de las unidades de transporte.
AXA NIEGA INDEMNIZACIÓN
También la aseguradora AXA ha sido señalada de dejar desamparados a sus clientes en casos de accidentes automovilísticos, donde resultaron pérdidas humanas.
Dicha compañía se ha negado a pagar indemnización a la familia del joven Víctor Mauricio Enríquez Morales, quien falleció en un accidente en la carretera federal Xalapa-Veracruz.
Incluso, consideran que la empresa ha actuado de manera “fraudulenta”, al deslindarse de sus responsabilidades pese a la existencia de un contrato.
Antelma Morales Delgado, madre del joven fallecido pidió que haya justicia en el caso, pues éste lleva dos años.
Por ello, solicitó a la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz que lleve a cabo las diligencias correspondientes para que la muerte de Víctor Mauricio no quede impune.
La señora sospecha que en la Carpeta de Investigación UIPJ-DXI-F25-493-2018 se está encubriendo y protegiendo a los responsables del accidente -miembros del Grupo Transportista Vázquez-.
Cabe recordar que el accidente ocurrió el 28 de enero de 2018 y desde entonces la aseguradora no ha cumplido con la indemnización correspondiente.
El percance sucedió en la carretera mencionada, a la altura de la localidad Corral Falso, cuando un trailer dio vuelta en un lugar prohibido, haciendo un corte de la circulación y ocasionando que Víctor Mauricio, quien iba a bordo de una motocicleta, se impactara y muriera al instante.
“A pesar de que se detuvo al conductor y se emprendieron las acciones legales el procedimiento para que se haga justicia ha sido lento y con muchas trabas por parte de las autoridades y de la fraudulenta compañía de seguros AXA S.A de C.V quien es la obligada para responder por el daño causado a la familia Morales Delgado”, comentó Antelma Morales Delgado en compañía de su abogado Víctor Mercado.
Cabe mencionar que se ha procedido ante diversas instancias, como Condusef, Centro Estatal de Justicia Administrativa (Cejav), FGE y, en la Instancia Civil, en los juzgados del Puerto de Veracruz.
MIENTE MAPFRE PARA NO PAGAR
 
Doña Meche recuerda que el viernes 20 de julio de 2018, su vehículo Nissan-Kicks, color negro, recibió un fuerte impacto en el lado del piloto.
La unidad se encontraba estacionada sobre la calle Río Papalopan casi esquina Río Grijalva, entre Río Balsas y Río Consolapa en la colonia Los Carriles, del municipio de Coatepec.
Por el fuerte impacto, sospechó que un camión de volteo transportaba materiales de construcción y dio vuelta a prisa muy cerca del vehículo, destrozando la puerta del piloto y desprendiendo el espejo.
“Mi primera reacción fue marcar vía telefónica a la aseguradora que me asignó la empresa Nissan. Llegando hasta el sitio del siniestro un varón identificado como Ángel López, ajustador de ABA Seguros”.
En una breve inspección ocular, llenó una carta de admisión para que en los próximos 15 días hábiles se llevara la unidad a la Agencia Nissan y se solventara una cantidad, no especificada, para deducir la atención.
Ángel López, ajustador de ABA Seguros, agregó que por disposición de CrediNissan la aseguradora había cambiado y ahora se trataba de MAPFRE.
Posteriormente, él se identificó como representante de Dante García, ajustador de MAPFRE, tomando fotografías con un teléfono móvil y enviándolas por correo.
“Me notificaron vía telefónica que mi caso se había enviado a investigación bajo el argumento que mi declaración no coincidía con el siniestro. Tuve que marcarles, pues en más de cinco días hábiles no recibí una llamada de la empresa Nissan o la aseguradora que me asignaron”.
Por la “investigación”, debía esperar otro lapso no estipulado en el contrato de nueve hojas con la aseguradora MAPFRE.
Después de una semana, inició llamadas frecuentes, casi diarias, al número 01 800 849 8585 ofrecido por la Aseguradora MAPFRE como gratuito y disponible en emergencias que competen a su servicio.
En citada línea, la dejaban en espera más de 50 minutos y, posteriormente, cortaban la comunicación.
“Insistiendo en hacer cumplir el contrato que mantengo pagando con CrediNissan y la aseguradora que me asignó, MAPFRE, busqué contactar a una responsable de ésta en la entidad”.
Gabriela Rodríguez Pairo, identificada como empleada de MAPFRE en Veracruz, me ofreció su número telefónico para solucionar la tardanza de la atención.
La ineficacia de su servicio la orilló a dejar de contestar las llamadas.
A más de un mes de esperar respuesta por un servicio que pagaba mes con mes, presentó una queja en Profeco y en Condusef.
Sin embargo, nada consiguió y tuvo que invertir más de 30 mil pesos para la reparación de su unidad.

Palabras clave

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *